Perverso en extremo

Un plan criminal y un hombre capaz de todo. Secuestró, robó, engañó, mató. Detalles de un caso inédito en la historia criminal del país.

------------------
Mauro Szeta, especial para Infoeme

Se sabe ahora que en su plan criminal, Walter Vinader fue capaz de todo. No sólo fue capaz de secuestrar a Aída Amoroso, dueña de la casa de la calle Puán, para quedarse con su casa y sus bienes. No sólo fue capaz de engañar a Araceli Ramos, y convocarla con el pretexto de una oferta laboral para luego, asesinarla.

No sólo fue capaz de obligarla a Araceli a grabar un video en el que la víctima incriminaba en su muerte que estaba por suceder, y en el crimen de Verónica Fernández en Vicente López, a la ex mujer de Vinader y a tres policías.

Toda esta obra de venganza tenía un motivo: su ex mujer y los tres policías de la localidad de Suipacha, mencionados por Araceli en el video, lo habían mandado a la cárcel por una causa por extorsión.

Tan perverso fue todo, que antes de descartar el cuerpo de Aída Amoroso, aún no localizado, le hizo una broma al remisero que lo llevaba mencionándole otro caso policial de alto impacto: “El otro día con el bolso, parecíamos el caso Angeles, bajando un bulto”.

Pero la cosa no termina ahí. En su afán por desviar la causa en su contra, se presentó de modo espontáneo en la policía de San Martín, robó una casilla de mail y una clave de una mujer policía de esa dependencia, y se mandó un mail a sí mismo para crear la idea de que le estaban armando la causa por el crimen de Araceli.

El juez de la causa fue claro en su resolución donde dejó preso a Vinader: “en 14 años de trabajo judicial, jamás vi algo así”. Más claro imposible.

Fuente:

Deja tu comentario