Martín Marcelli: "No me esperaba un veredicto tan favorable"

Es el Defensor Oficial de José Meliton Tapia, el hombre que fue condenado este miércoles por el homicidio de su expareja, Silvia Marchesi, aunque con atenuantes que evitaron que la condena sea de prisión perpetua. Destacó que el jurado popular "logró tener en una parte importante empatía con el imputado" y consideró que el fallo "con jueces técnicos hubiese sido imposible".

Tras conocerse el fallo de los doce jurados que declararon culpable al militar retirado José Meliton Tapia por "homicidio agravado por el vínculo de pareja que mantenía con la víctima", Silvia Marchesi y "por empleo de arma de guerra" pero atenuado por "circunstancias extraordinarias" que evitaron una condena de prisión perpetua, el defensor oficial del acusado, Martín Marcelli, analizó la determinación del tribunal popular.

"No me esperaba un veredicto tan favorable. Soy conciente de las dificultades que generaba este tipo de delitos en un juicio con jueces técnicos. Obviamente la participación popular no solo democratiza la Justicia sino de algún modo da una visión más placa del pensamiento social sobre determinadas cuestiones puntuales" sostuvo Marcelli en referencia al sistema de juicios por jurados.

Para el Defensor "ver que un jurado logró tener en una parte importante empatía con el imputado en cuanto a lo que sucedió permite tener una visión más clara de la conflictividad que genera este tipo de situaciones" dijo.

Manifestó que "obviamente cuando se produce un homicidio de estas características no es grato y es una situación muy fea. Pero también es cierto que el imputado está en una situación psicológica y afectiva límite".

"Yo sentía que con jueces técnicos hubiese sido imposible. No quería una absolución- si bien lo planteé- no era mi estrategia principal si era esta. Pero era posible en un ámbito distinto y con mentes más abiertas" valoró Martín Marcelli.

Respecto a los atenuantes que los jueces populares tomaron como "circunstancias extraordinarias" explicó que "se dan cuando entre la pareja se había producido un deterioro en la relación de pareja que hacía que ese vínculo no existiera como tal. Para eso tenían que concluir que no había situaciones de violencia previa" indicó.

Por último informó que el próximo lunes habrá una audiencia "donde se va a determinar la pena. El mínimo es de ocho años y el máximo es de 25 años. También hay una portación de arma de guerra que tiene 3 años y seis meses de mínimo y hay que ver si concurre ideal o materialmente. Trataremos de traer prueba tendiente a tener una pena más baja posible" expresó el letrado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario