Diego Alonso: "el autor intelectual y los cómplices andan caminando por la calle"

Este martes se cumplen seis años del asesinato con características mafiosas del abogado Marcos Alonso. En la madrugada del 26 de enero de 2010 aparecía asesinado a sangre fría en su auto, en el asiento de atrás, con ocho disparos de arma de fuego en su cuerpo, atado, amordazado y con un dólar en la boca.

La ciudad no fue la misma desde ese día, se ventilaron cuestiones que involucraban a la policía, la justicia, y al servicio penitenciario. Se empezó a hablar de mafias, de narcotráfico de connivencia entre policías, delincuentes y actores del poder judicial.

En el 2011 se realizó el juicio que condenó a cadena perpetua por la muerte del abogado a Roberto Eliseo Castilla Rocha y Juan Ramón Ibáñez.

A seis años de la muerte de Marcos Alonso, su hija de casi seis años aun no puede llevar su apellido pese a que los estudios de ADN le dan una compatibilidad del 99.9 % con su abuela paterna y su tío.

El cotejo con la única muestra de sangre que había del abogado no se puede realizar porque la "extraviaron" junto a un expediente de la causa en la ciudad de La Plata de acuerdo a lo que contó su hermano, Diego Alonso, a Infoeme.

El hermano del abogado asesinado dijo que, "todavía no tenemos el móvil, tenemos indicios, pero aún no sabemos porque lo mataron a Marcos. El homicidio de mi hermano nunca te termina de cerrar, si nos guiamos por el juicio aún hay un prófugo que es el hermano de Castilla Rocha. Hoy a la distancia, lo ves y te das cuenta que Castilla e Ibañez no podrían haber hecho lo que hicieron sin apoyo y sin autor intelectual".

Pero además dijo que, "la justicia es lenta pero tenemos aún esperanza que algo cambie. No tuve más contacto con los fiscales, pero creo que para la justicia ya hay dos condenados a cadena perpetua más un prófugo, un juez destituido y es como decir, el premio ya está".

Nosotros sabemos que seguimos acá en Olavarría con el autor intelectual y los cómplices sueltos, caminando por las calles.

Por otro lado Diego Alonso dijo que Marcos, "tenía contacto con delincuentes por su trabajo de abogado y puede haber dado la cara él por alguno de ellos. Algo así puede ser, pero hasta ahí".

Sobre si algo en la ciudad cambió después de la muerte del abogado reflexionó que, en Olavarría, "después de la muerte de mi hermano sigue todo igual".

El drama de todo esto es porque él no está, y no sabes porqué y al no saber porqué, uno siente que fue una muerte absurda

"Mi hermano era un amante de la profesión, se puede haber equivocado o pasar el límite con cierta gente en la cual como profesional no tendría que haber cruzado esa raya"., dijo Diego

"Sabemos que la justicia tiene su tiempo pero que también que tiene un cajón en donde puede guardar la causa y dejar que el tiempo pase", sostuvo.

Por ultimo dijo que, "los dos condenados son la mano de obra barata. Siempre recuerdo al remisero que tuvo que declarar como testigo encubierto y se tuvo que ir de la ciudad. Para nosotros el fue el que abrió el caso, sin él hoy no estaríamos donde estamos".


Alonso1

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario