Una caldera para la Escuela 1: llegó el verano y la problemática continúa

Desde abril que en la institución no tienen caldera. Casi 500 chicos pasaron todo el invierno mal calefaccionados. Desde el Consejo Escolar anunciaron una nueva licitación para Enero, por su parte autoridades de la entidad educativa se muestran en estado de alerta. Traspaso de gestión, falta de firmas y de materiales, y un presupuesto que aumenta. 286 mil pesos aproximadamente costaría dicha obra y llevaría 75 días de trabajo.

"Desde abril que venimos luchando", esa es la frase que me quedó retumbando cuando tratamos desde Infoeme conocer la situación actual de la problemática de la Escuela Nº 1 que tiene que ver con la reposición de una caldera para brindar calefacción a casi 500 chicos que concurren a la primaria del establecimiento ubicado sobre calle Sargento Cabral entre Alsina y Lavalle.


Es llamativo que el tema vuelva cuando las clases terminaron, y ya no hay nada ni a nadie para calefaccionar. El hecho es que, a principios de este mes en la institución recibieron un llamado desde el Consejo Escolar que les daba la noticia tan esperada, "la obra fue licitada y va a comenzar el viernes 4". Imaginen la alegría, tener la obra, poder afrontar el próximo invierno en salones donde la temperatura supere los 14º C. Alegría.


Sin embargo, la alegría sí tiene fin. El mismo 4, el día que comenzaría la obra, desde la empresa -única licitante y ganadora- también se comunicaron con la institución para decir que eso no sería así. Que en efecto el 20% que tiene autorizado adelantar el Consejo no alcanzaba ni para comprar los materiales -unido a los vaivenes económicos y políticos que atravesaron todos los precios- e incluso, había materiales que no conseguían. Y todo volvió a cero.


NUEVA LICITACIÓN

La nueva presidenta del Consejo Escolar, Marcela Castillo explicó que "nos reunimos y acordamos llevar a cabo una nueva licitación (...) que se estima sería entre mediados y fines de enero".


LA OBRA TIENE UN COSTO APROXIMADO DE 286 MIL PESOS

El último presupuesto presentado para reponer las dos calderas que calefaccionan a casi 500 chicos, sólo en primaria -y a muchos más si se tiene en cuenta que el edificio es compartido con el Instituto de Educación Física- es de 286 mil pesos, aproximadamente.

Castillo confirmó además que "ya tenemos la autorización de la Direccion de Infraestructura -de Provincia-".

La obra, la reposición de la calefacción para la Escuela Nº 1 llevaría en promedio 75 días de trabajo.

La situación que se descubrió con los primeros fríos de este año, se dilató hasta el verano porque antes también se trató de solucionar de otras maneras; hasta que finalmente sólo quedó como solución instalar nuevas calderas.


LA ESCUELA SIN CALDERA

Desde la institución, Claudia Bartol -Vicedirectora- mostró cierta desconfianza y casi desánimo en esta larga lucha, sin embargo dijo "la nueva gestión mostró buenas intenciones".


Es importante resaltar que es el momento ideal para volver a licitar e iniciar la obra, aprovechando la ausencia de los estudiantes para trabajar con tranquilidad y efectivamente hacerle frente a los fríos antes que lleguen con una caldera en funcionamiento. No se puede volver a tener a chicos y chicas que van desde 6 a 12 años con frío tratando de aprender y concentrarse, aseguran desde la entidad educativa.


Se supo además que hay ciertos inconvenientes con las firmas y las autorizaciones de licitaciones y obras, debido al traspaso de gestión. Puntualmente la Escuela Nº 1 recae sobre el área de la consejera Edith Scarpello.


Gastón Bartol -Director de la Escuela- sentenció "nosotros desde abril estamos luchando, hubo promesas diversas, te diría que entre 4 o 5 (...) 'es la prioridad', 'ya lo vamos a solucionar', 'no nos olvidamos'.. y más"; pero lo cierto es que quedaron sólo en promesas y el invierno se terminó.


Intentaron por varios frentes obtener una respuesta efectiva, hasta lo hicieron a través de cartas y pedidos formales al ejecutivo. Sin embargo, Gastón en representación de la institución cuenta su sensación, "no imagino al día de hoy con la caldera con un sistema de encendido, no puedo confiar e ilusionarme...y también es cierto que nadie puede firmar nada hasta mediados de febrero".


Estar hablando de una caldera en pleno diciembre da calor de tan sólo leerlo -aunque la temperatura no lo refleja- pero es una necesidad que ya dejó de ser estacionaria. La Escuela Nº 1 no quiere volver a calefaccionar mínimamente los salones con caloventores eléctricos, quiere volver a poner sus calderas en funcionamiento. Parece que desde el Consejo Escolar la intención es la misma y hay compromiso. Ojalá cuando todo se calma y parece que hasta la ciudad descansa, en esa escuela se este instalando una caldera para hacerle frente al invierno del 2016.









Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario