Señales positivas para el segundo semestre

Los datos de la construcción e industria hasta mayo dieron cuenta de una severa recesión en el sector real. Por el contrario, las expectativas de rebote tienden a afirmarse.

A comienzos de semana, la difusión de un sondeo de opinión privado había anticipado la expectativa de tonificación de las ventas, la producción, la inversión y el empleo en la segunda mitad del año, pero nuevos datos de caída de 4,3% de la producción manufacturera en mayo y 12,9% de la construcción, llevaron a algunas consultoras a revisar sus pronósticos para el resto de 2016.

Las expectativas que recogió el Indec entre los productores de manufacturas industriales determinaron para el mes que acaba de finalizar sendos saldos de respuesta positiva, entre los que presupuestan aumento y los que vaticinan nuevas declinaciones, fue de 5,3% de los casos para las ventas al mercado interno; 3,7% de las exportaciones; y 4,6% en la compra de insumos para la producción.

En línea con ese escenario, 0,9% de los empresarios en términos netos espera aumentar la nómina de personal y 4,3% planificó elevar la intensidad del trabajo de sus obreros.

También en el caso de la construcción el resultado neto de las expectativas de las empresas fue positivo en el relevamiento del Indec, porque si bien entre los abocados principalmente a las obras privadas volvió a predominar los que presupuestan la continuidad del receso, 16,7%, respecto de los que prevén reactivación, 12,5%; entre los dedicados mayormente a emprendimientos vinculados con el sector público el resultado fue inverso por amplio margen; 27,1% de incremento y 12,5% de declinación.

Incluso los pedidos de permisos para construir se acrecentaron por segundo mes consecutivo, un 15,1%, a 655.475 metros cuadrados.

Fuente: Infobae

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario