Recuerdan a Héctor Nicolás Amoroso

Integrantes de la Biblioteca Amoroso lo definieron como “Siempre inquieto y con anhelos de superación, su permanente e intensa preocupación docente lo llevó a desarrollar una acción extra-escolar, llegando hasta los hogares de su barriada con su palabra consejera y experimentada”, expresa la institución en un comunicado, por conmemorarse este 17 de noviembre el centenario de su natalicio.

-----------

Este 17 de noviembre se cumplen cien años del nacimiento de Héctor Nicolás Amoroso. La biblioteca popular que lleva su nombre lo recuerda de la siguiente manera:

Se conmemora hoy el centenario del natalicio de Héctor Nicolás Amoroso cuyo nombre distingue a varias instituciones del barrio Luján, entre ellas la Biblioteca, la Sociedad de Fomento, el Centro Municipal de Salud Nº 3 y el Jardín de Infantes Nº 919.

A los 14 años ingresó a la Escuela Normal Mixta donde se graduó de maestro a los 18 años. En 1934 comenzó a ejercer en la Escuela Nº 26 del paraje conocido como el “Chalet de Errecart”, haciendo el trayecto en carro y levantando alumnos a su paso.

En 1936 ingresó como profesor en la Escuela Normal, en la que estuvo hasta su fallecimiento.

En 1940 contrajo enlace con Edith Virginia Lhouerrou, también docente, con quien tuvo dos hijos, Gustavo y María del Carmen.

Además, fue director fundador del Instituto incorporado “Coronel Olavarría”, miembro de la Asociación Cooperadora de la Escuela Nº 32 y maestro de la misma escuela, propulsor de la creación del Instituto incorporado de la localidad de Laprida y autor de libros de especialidad pedagógica, como “Pensamiento y acción”, “Un nuevo señor inspector”, “Hacia una escuela de acción social” y “La educación democrática en la escuela”

Siempre inquieto y con anhelos de superación, su permanente e intensa preocupación docente lo llevó a desarrollar una acción extra-escolar, llegando hasta los hogares de su barriada con su palabra consejera y experimentada.

Prematuramente y luego de una breve enfermedad, falleció a los 34 años, el 27 de marzo de 1949.

Según las palabras de su nieto la mejor forma de recordarlo y homenajearlo será reafirmando la entrega hacia el otro para construir la propia dignidad, y así poder poner en práctica un proyecto en común. Como decía Héctor Nicolás Amoroso “…la dignidad no se pregona, se vive…”




Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

saffy

empresas

Las más Leídas en Infoeme