Realizarán trabajos de desratización en el arroyo

Las tareas de control de roedores se iniciarán en el mes de mayo. Se desarrollarán en dos tramos del arroyo: desde Del Valle a Colón, y desde Del Valle hacia Avellaneda

Desde mayo y por un lapso de seis meses el Municipio llevará a cabo trabajos de desratización en las barrancas del arroyo Tapalqué.

Las tareas se llevarán a cabo en ambos márgenes y se dividirá en dos tramos: desde el puente de Av. Del Valle al puente Av. Colón, y desde el puente de Av. Del Valle al puente de Av. Avellaneda.

Según explicó el Director de Inspección Sanitaria y Bromatología, Federico Larroudé, la metodología utilizada es a través de cebaderos comerciales o de construcción casera. "De utilizarse esta última opción deberán estar realizados de caño estructural de 4 pulgadas de 150 mm ancho x 60mm alto x 50 cm de largo o caño PVC reforzado de 2.5 a 4 pulgadas (máximo). Deberán tener un soporte interno para contener el cebo y colocado el mismo equidistante de los extremos para que no pueda acceder otro animal que no sea el roedor. Asimismo estarán fijados al terreno mediante jabalina o tirafondo, para evitar el posible traslado de los cebos hacia otros sitios por parte de personas o animales", indicó.

Los cebaderos son de color oscuro para disminuir su visibilidad y estarán identificados con etiquetas resistentes a la intemperie, que deberá contener los siguientes datos: peligro, veneno o toxico, en letras rojas, producto utilizado, y empresa responsable, con nombre del titular.

En cuanto a los productos utilizados, "se trata de preparados comerciales en base a anticoagulantes orales de Tercera Generación, con toxicidad diferencial (alta en roedores y baja en otros mamíferos y hombre), aprobados por la Secretaría de Salud Pública de la Nación", señaló el titular del Área.

Larroudé aclaró que "para una mayor eficacia en el proceso de desratización y control, una misma empresa no podrá realizar las tareas en más de un tramo del arroyo".

Las empresas participantes deberán presentar el rótulo de los productos a utilizar, con la receta firmada por el Director Técnico responsable de la empresa.

Se colocarán los cebaderos distribuidos en las barrancas del arroyo, a una distancia no mayor a 10 metros entre sí, en ambos márgenes del arroyo. Pudiendo variar la cantidad de acuerdo a la actividad de los roedores y consensuados con personal de ésta dirección.

La frecuencia del monitoreo es semanal, pudiendo modificarse la periodicidad de la misma de acuerdo al consumo y carga de roedores. Con la posibilidad de ser acompañado por personal idóneo del Municipio.

El trabajo se extenderá por un período de 6 meses, con la posibilidad de extender el contrato con la empresa si no fue efectiva la eliminación del roedor en su totalidad.




Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario