Quería suicidarse y fue baleado por la Policía

Un hombre de 33 años recibió un disparo en el abdomen por parte de un efectivo policial que intentaba persuadirlo para evitar que se quitara la vida con un arma. El hecho ocurrió este lunes cerca de las 15:00 en calle 118 y Rivadavia, en inmediaciones del arroyo. Por las heridas, la víctima se encuentra internada en el Hospital Municipal en grave estado.

----------------------

Un joven de 33 años se encuentra internado en grave estado en terapia intensiva del Hospital Municipal tras recibir un disparo en la zona abdominal cuando efectivos policiales intentaban disuadir sus intenciones de suicidarse con un arma de fuego.

El hecho ocurrió este lunes por la tarde cerca de las 15:00, en calle 118 y Rivadavia, a la altura del arroyo Tapalqué.

Un llamado telefónico alertó a la Policía sobre un hombre que se encontraba armado con intenciones de quitarse la vida. Al llegar al lugar, el personal policial intentó persuadir al joven identificado como Jorge Javier Ortega y, en circunstancias que aún no fueron esclarecidas, el hombre recibió un disparo en el abdomen.

Según averiguaciones, al lugar del hecho arribaron tres móviles policiales de la comisaría Primera. Uno a cargo del sargento Cristian Barbesin, otro a cargo del sargento Juan Coria y un tercero al mando de la sargenta Micaela García y la oficial Gabriela Aguilar.

De acuerdo a la información recabada por Infoeme, Ortega portaba un arma de fuego calibre 22. Cuando se inició la persuasión verbal para que deponga su actitud le apuntó al sargento Barbesin por lo que el sargento Coria le dio la voz de alto y de inmediato el joven giró y le apuntó al efectivo Coria, quien le disparó con su arma de fuego reglamentaria a la zona abdominal.

Ortega sufrió graves heridas con orificio de entrada y salida en el abdomen, “con riesgo de vida” y fue derivado de urgencia al Hospital Municipal, según se informó.

Rápidamente se ordenaron pericias de rastros y balísticas, también el recogimiento de las armas de fuego y prueba de “dermotest” para el sargento Coria.

El hecho fue caratulado como “lesiones graves” y la causa se encuentra a cargo del titular de la UFI 5, fiscal Martín Pizzolo.





Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario