"Pedir juicios por jurados es un derecho del imputado y no lo veo mal"

El fiscal Martín Pizzolo dialogó con Infoeme y se refirió a la modalidad de juicio por jurados. Advirtió que es un sistema que "se está iniciando" y que seguramente "va a haber que pulir muchísimas cuestiones".

Luego de que se desarrollaran los últimos dos juicios por jurados de la región en este 2015, el fiscal Martín Pizzolo analizó la modalidad por la cual acusado y defensa eligen someterse o no a este sistema, ya que en todos los delitos que puedan ser penados con más de 15 años de prisión se puede optar por este tipo de juicio.

Doce ciudadanos ejercen el rol de jurados y determinan la culpabilidad o no culpabilidad del imputado. "Esto es un sistema que se está iniciando, va a haber que pulir muchísimas cuestiones. Pero en lo esencial, yo creo que lo máxime a pulir son los propios operadores de la justicia. Porque si bien decimos que es un sistema que está comenzando, está comenzando acá, tiene años de años en todo el mundo", indicó Pizzolo.

Por otra parte, en cuanto a las extensas jornadas, indicó que "el sistema si se hace medio extenso muchas veces va más allá de la prueba. Hay un cambio paradigmático en lo que es la forma de tratamiento de cómo se le debe dar a la prueba, a los testigos, como se tiene que preguntar, que tengo que llevar a juicio y que no tengo que llevar a juicio. Sobre todo lo que se llama las estipulaciones probatorias. Hay que tratar de estipular mucho, la manera en como uno se dirige al jurado, y eso influye mucho y corresponde mucho de la profesionalización de los operadores, tanto de la defensa como de la acusación".

"Esto es algo que continuamente uno tiene que estar instruyéndose y haciendo cursos. Cada caso es distinto, cada jurado es distinto, y también ciertas cuestiones como la selección del jurado. Tengo que apuntar a que jurado quiero, que es lo que voy a hacer y como lo voy a hacer", continuó el fiscal.

No es por llevar mucha prueba que voy a tener un caso ganado, es preferible llevar menos cantidad de testigos, en concreto, y a veces inclusive es conveniente no preguntar tanto. En otros casos si. A veces se lo ha subestimado a esto, se piensa que es hacer un juicio común, ordinario, y el cambio es paradigmático.

En relación a que el acusado es el que elige si quiere someterse o no a un juicio por jurados, Pizzolo sostuvo que "es un derecho. Va mas allá de que la elección de juicio por jurados sea un derecho del imputado o no. Eso no lo cuestiono".

Lo que si cuestiono es la cantidad de miembros que se necesitan para llegar a una condena o no.


Sostuvo que "me parece que tal vez, en lo que es la ley misma, de acuerdo a la cantidad de juicios que se realicen habrá que generar un análisis en torno a eso y ver la posibilidad de que se baje la cantidad. Que no sea unánime. Hoy en día en una causa donde hay perpetua se necesitan los 12 votos del jurado. Entonces eso habría que revisarlo, porque es un cambio que se realiza a nivel procesal y que quizás sea menor la cantidad. Es algo que advierto, que no garantiza que haya más o menos condenas, pero pedir juicios por jurados es un derecho del imputado y no lo veo mal".

"En un juicio tradicional, en determinado tipo de delitos el imputado puede pedir que en vez de uno, intervengan tres jueces, y eso nunca escuché que se cuestione", destacó el fiscal.

Por último sostuvo que "uno puede estar de acuerdo o no con que pueda apelar, pero serán cuestiones que el legislador las tendrá que cambiar. Yo como operador de la justicia, lo que me tengo que centrar es en que el sistema funcione y que se hagan correctamente las cosas y que el legislador de ultima lo cambie si entiende que así no son las cosas".

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario