Pautas para el manejo de silos de autoconsumo

En los últimos años se ha difundido el uso de silos o comederos tolva para autoconsumos de dietas en base a granos y subproductos. Estos silos se utilizan de múltiples formas en sistemas de terminación a corral o suplementación en pastoreo.

El suministro de alimentos a voluntad permite reducir los costos y ha resuelto innumerables problemas operativos relacionados a la falta de personal rural, disponibilidad de mixer y tractor, alimentación en días domingos o feriados y falta de piso por circulación diaria de maquinaria pesada en condiciones de extrema humedad.

Dado que los resultados obtenidos pueden resultar muy erráticos debido a alta variabilidad en el consumo y cuadros de mala digestión o acidosis, técnicos de la Estación Experimental Cuenca del Salado del INTA han realizado un trabajo que procura "explorar las alternativas disponibles para mejorar la eficiencia de uso del alimento y reducir las pérdidas productivas ocasionadas cuando se suministran dietas basadas en granos en comederos de autoconsumo".

Según comentan los referentes del INTA, "inicialmente el autoconsumo resolvió el problema del suministro de grandes volúmenes de alimento cuando se utilizaban silajes". Las ¨rejas¨ instaladas en los extremos de los silos bolsa permitieron a productores de distinta escala utilizar el silaje de planta entera con excelentes resultados, ya sea en sistema de terminación a corral o suplementación en pastoreo. "Con el uso de silajes de planta entera en autoconsumo no se observaron problemas digestivos principalmente debido a que el alimento contiene una alta proporción de fibra y una proporción de grano que no supera el 40%".


Al respecto los técnicos explican que "cuando se habla de dietas con alto nivel de granos (concentrados energéticos), el consumo a voluntad o ad libitum puede provocar problemas graves de acidosis principalmente cuando se utilizan para suplementación en pastoreo, o cuando no se realiza una adecuada adaptación ruminal".

Pautas de manejo:

De acuerdo a estudios realizados en relación a las alternativas de suministro de alimento, generalmente coinciden en que "el suministro en comederos tradicionales, con un consumo programado según los requerimientos del animal y con leves restricciones permite reducir los riesgos de acidosis mejorando la eficiencia de conversión entre un 10 y 15%, comparado con la alimentación ad libitum". Sin embargo, "es sabido que en condiciones de engordes a campo (caseros), la alimentación programada o restringida puede generar trastornos digestivos tan severos como en los sistemas de alimentación a voluntad si no se respetan ciertos aspectos básicos del manejo".

Entre las pautas de manejo para mejorar el rendimiento de estos sistemas, teniendo en cuenta además de la nutrición la sanidad de los rodeos, los técnicos del INTA proponen realizar la "formulación de raciones para sistemas de autoconsumo con características específicas", el manejo del autoconsumo para reducir riesgos de acidosis" y considerar las especificaciones para el uso de sistemas de autoconsumo para terminación a corral o suplementación en pastoreo.

Son bien conocidas las consecuencias de una alimentación a voluntad con concentrados energéticos, sin embargo, los silos de autoconsumo para suministrar granos se han difundido rápidamente incluso contra las recomendaciones de los nutricionistas. Sin duda, la expansión de este sistema de alimentación se debe a que resuelve innumerables problemas operativos de falta de maquinaria, personal, etc.

Existe la creencia de que los animales tienen la capacidad de autorregular la cantidad de grano que necesitan. Sin embargo, "los numerosos casos de acidosis severos con mortandad de animales que se han presentado cuando se utilizan estos comederos, demuestran que es necesario tomar ciertos recaudos para evitar trastornos digestivos que generan pérdidas productivas importantes". En muchas situaciones se presentan acidosis subclínicas (sin síntomas) con malos índices de conversión que pasan inadvertidos.

Muy poca información ha sido generada en relación a dietas y manejo de animales en este tipo de comederos, por lo tanto para los técnicos de la Experimental Cuenca del Salado del INTA, "el próximo desafío es encontrar opciones de manejo que permitan reducir la acidosis y aproximarse a los resultados obtenidos con una alimentación programada, sin complejizar demasiado el sistema".

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario