No se agregarán días de clases, pese al paro docente

El Gobierno bonaerense y los gremios acordaron realizar clases intensivas, optimizar el tiempo pedagógico y trabajar algunas horas durante las festividades. Definieron un documento borrador que se presentará el jueves próximo al Consejo General de Educación. El ciclo lectivo terminará el 12 de diciembre como estaba inicialmente previsto.

------------------

Autoridades bonaerenses y docentes del Frente Gremial acordaron dictar clases intensivas en días de actos escolares y de jornadas institucionales y reducir al máximo las salidas extra-áulicas de los alumnos, en el marco de las estrategias para recuperar los días de clase perdidos por la huelga de 17 días de los educadores en la provincia.

De esta manera quedó descartada la opción de extender el ciclo lectivo con más días o recuperar clases los días sábado, opciones que se barajaban la semana pasada.

Los actores educativos definieron el acuerdo mediante un documento preliminar que se presentará el jueves próximo al Consejo General de Educación (CGE) provincial para su tratamiento.

Integraron la comisión de trabajo representantes de la dirección General de Educación bonaerense con sindicalistas de Suteba, FEB, UDA, AMET y Sadop.

El escrito contempla las medidas acordadas para recuperar contenidos pedagógicos, y si el Consejo lo aprueba “sacará una resolución y notificará a todas las escuelas”. Allí se pondría “punto final” a la controvertida cuestión, informaron fuentes educativas.

El primer punto que se acordó fue “utilizar los días de las jornadas institucionales para el dictado de clases”. En ese sentido se explicó que según la programación oficial “en lo que resta del año debían llevarse a cabo 4 jornadas más”; la mayoría se concretó en febrero.

Luego se dedicó un punto específico a las escuelas secundarias. Se acordó que los establecimientos de ese nivel “dictarán clases en forma normal hasta el 12 de diciembre, buscando estrategias para los chicos que deben recuperar materias”.

En rigor, lo que ocurre en los secundarios a fin de año es que los alumnos que al 30 de noviembre no se llevaron materias siguen concurriendo al colegio pero prácticamente no tienen actividades, pues todos los esfuerzos se vuelcan a quienes desaprobaron asignaturas. Este año, según dice el documento suscripto ayer, habrá clases normales para todos. También se resolvió reducir al máximo las actividades extra áulicas, es decir, las salidas y paseos educativos.

Otra de las estrategias será la continuidad de las actividades tras los actos escolares.

Normalmente, cuando se realizan actos escolares los chicos regresan a sus casas al término de los mismos. Pero este año “no habrá suspensión de clases” en esas jornadas; los actos “deberán efectivizarse en la última hora” del día. Por otra parte, se confeccionarán cuadernillos y actividades extras para trabajar en el hogar. Finalmente se acordó que cada cuerpo docente de cada escuela apele a su experiencia para desarrollar herramientas propias.




Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario