Los casos de bronquiolitis se redujeron un 25%

La baja de los últimos dos años se atribuye a las campañas y entrega de tratamientos gratuitos en hospitales y centros de salud. Consultar de inmediato es clave para evitar internaciones y neumonías.

Los cambios bruscos de temperatura están a la orden del día. ¿Salimos con abrigo o no?. Este clima "indeciso" que nos toma por sorpresa acarrea mayores riesgos de contraer infecciones respiratorias. Y los chicos empiezan a sufrir los efectos de la bronquiolitis.

Por eso, como todos los años a esta altura, el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires distribuyó en salas sanitarias y hospitales públicos toda la medicación para tratar las bronquiolitis y el resto de las infecciones respiratorias agudas bajas (IRAB).

Según datos de la Dirección de Atención Primaria de la Salud del ministerio, en los últimos dos años, los casos de bronquiolitis se redujeron un 25 por ciento: mientras que en 2012 fueron atendidos 171.953 pacientes menores de 2 años por esta enfermedad, en 2013 se registraron 148.403 ingresos por esa causa en hospitales públicos y en 2014 un total de 128.062, es decir 43.891 menos.

En tanto, los casos de neumonías se redujeron más de un 20 por ciento en un año, al pasar de 59.590 en 2013 a 46.639 en 2014. Pero además, de acuerdo a los datos de la dirección de Emergencias Sanitarias, que coordina las urgencias, el 95 por ciento de los ingresos por las denominadas Infecciones Respiratorias Agudas Bajas (IRAB) -bronquiolitis, neumonía y bronquitis-, logra el alta en algunas horas, y del 5 por ciento restante, sólo el 10 por ciento requiere internación en la Unidad de Terapia Intensiva.


Consultar ante los primeros signos de dificultad respiratoria es fundamental para evitar que el cuadro avance, se complique y requiera internación.


.

Las vacunas ayudan

Si bien no hay vacuna para prevenir la bronquiolitis, los especialistas del Ministerio de Salud de la Provincia explican que las inmunizaciones antigripales y antineumocócicas fortalecen el sistema inmune de los más chicos, y los coloca en una situación de menor vulnerabilidad frente a los virus que generan infecciones respiratorias agudas.

En tanto, las salas sanitarias y los hospitales públicos ya cuentan con toda la medicación necesaria para afrontar el pico más alto de las denominadas Infecciones Respiratorias Agudas Bajas (IRAB), que se da en los próximos dos meses. El Programa contra estas enfermedades, a cargo de la dirección de Maternidad e Infancia, ya repartió en toda la provincia más de 193 mil inhaladores de Salbutamol en aerosol, para aliviar las dificultades respiratorias; 53.100 cajas de Bodesonide, un corticoide de acción local antiinflamatoria y más de 20 mil cajas de Ibuprofeno y Amoxicilina, entre otros medicamentos.

Hábitos que previenen

-Hábitos saludables de la comunidad: el lavado de manos frecuente, el uso de alcohol gel y el cuidado de no fumar donde hay chicos, también impactan en la reducción de casos.

-Cuidados con el bebé: Una vez dormido, lo ideal es colocar al bebé 'boca arriba' en su cuna, no compartir la cama. También se debe usar una cuna segura, con colchón, firme y sin peluches ni almohadas que puedan obstruirle la respiración. Y es importante no vestirlo con mucha ropa para dormir ni poner mantas o frazadas grandes y demasiado pesadas.

- Lactancia materna: la mamá le transmite al bebé factores de protección o 'anticuerpos' que lo resguardan de todo tipo de enfermedades, hasta que son capaces de formar sus propias defensas. Por eso, se debe estimular la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses y su continuación al menos hasta los 2 años de vida.

Recomendaciones generales

-Mantener todas las vacunas al día, tal cual lo indica el Calendario de Vacunación Nacional.


-No fumar, especialmente en el interior de las viviendas. El principal contaminante ambiental para el lactante es el humo de cigarrillo.


-Evitar la contaminación domiciliaria ocasionada por el humo de braseros o cocinas a leña. Ventilar frecuentemente la vivienda.


-Evitar el hacinamiento.


-Los animales domésticos no deben permanecer en la habitación de los niños y preferentemente deben estar fuera del hogar.


-Cubrirse la boca al toser o estornudar con un pañuelo descartable o con el pliegue del codo para evitar contagiar a otros.


-No automedicarse.

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario