La FIO controla obras en unos treinta municipios bonaerenses

La Provincia de Buenos Ares destinó fondos para más de 900 obras municipales que son controladas por universidades nacionales de acuerdo a su alcance geográfico. La Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires es una de las instituciones académicas que más municipios abarca a través de la Facultad de Ingeniería.

El territorio de acción de la FIO atraviesa la provincia de punta a punta y va desde Necochea hasta General Villegas pasando por Ayacucho, Benito Juárez, Las Flores, Tandil, Azul, Olavarría, Rivadavia, Junín y Leandro Alem; 29 municipios en total. El acuerdo consiste en auditar en estas ciudades cabeceras y sus localidades aledañas, más de 150 obras de infraestructura, gas, agua, vivienda, cloacas y reparaciones.



"El objetivo de esta iniciativa es estructurar el sistema de control de las obras programadas por los municipios de la provincia de Buenos Aires con el Ministerio de Infraestructura, con el fin de generar un sistema de información de ejecución de las obras, lo que se denomina, auditoría", explicó el director del departamento de Ingeniería Civil, ingeniero Fabián Irassar.



fio4.jpg



El plan de esta cartera bonaerense lleva el nombre de "Proyecto de información de gestión del fondo de infraestructura municipal" y la tarea consiste en establecer en cada obra, el inicio de la obra, el grado de ejecución, los niveles de prestaciones y seguridad e higiene, entre otros aspectos, y cargar la información en una plataforma web particular.


El equipo de trabajo está conformado por 15 estudiantes avanzados de Ingeniería Civil y los docentes ingenieros Fabián Irassar y Fabio Arrignón, que desde el 1º de octubre a la actualidad recorrieron todo el territorio asignado en grupos reducidos, y deberán hacerlo mensualmente hasta marzo.


"A los alumnos les sirve para su Práctica Profesional Supervisada porque recorren más obras que en toda la carrera, pero además van a hacer un reconocimiento del territorio muy importante", señaló el ingeniero Irassar. El número de estudiantes se divide a su vez en grupos más pequeños para abarcar el territorio de acuerdo a las actividades académicas de cada uno.


Ingeniería municipal

En algunos casos, las obras ya han finalizado, como es el caso del Centro Cultural de Sierras Bayas y otras no han comenzado aún. El trabajo lo hacen los estudiantes - señaló Irassar- ellos ubican las obras, leen los pliegos, y por eso se requiere la formación de alumnos avanzados, para que puedan interpretar una obra civil con cierto lenguaje técnico.


"De todas maneras, creo que lo más importante para los alumnos es la dimensión socioeconómica y cultural de nuestra provincia, mucho más allá de nuestra zona; porque estas son obras para la gente", remarcó el docente de la FIO.


Por su parte, la estudiante Roxana Lemma y el estudiante Franco Vitale resaltaron que la experiencia es muy buena. "Vemos muchas obras y conocemos la provincia, ya que recorremos mucho", señalaron. "Te encontrás con diferentes realidades en diferentes partes del territorio bonaerense. Hay cosas que los municipios están haciendo muy bien, y otras no tanto", opinó por su parte Vitale. Su grupo recorrió la zona de Trenque Lauquen, Rivadavia, Fortín Olavarría y alrededores. Particularmente, les llamaron la atención los trabajos de puesta en valor, patrimonio, y cloacas, que si bien se contemplan en su formación académica, en primera plana ofrecen otra perspectiva.



fio2.jpg


La experiencia, además, busca la participación ciudadana en incumbencias del estado para el bien público; la captación del sentido de pertenencia y compromiso de los estudiantes universitarios con su propia región; generar información real en tiempo y forma para toma de decisiones y avanzar en un sistema de auditoría independiente de cada municipio.

"Hay un desarrollo de la calidad de vida de los habitantes a través de obras de provisión de agua, pavimento, gas, ambientación de edificios públicos, centros culturales. No son obras para los ingenieros sino obras para la gente. Además su gran mayoría son en las zonas periféricas de las ciudades", remarcó Fabián Irassar. "Creo que lo más importante para los alumnos es la dimensión socioeconómica y cultural de nuestra provincia, mucho más allá de nuestra zona. Hemos ido a localidades a las que nunca pensamos llegar", agregó el director del Departamento de Ingeniería Civil.



Territorio cubierto


Los municipios donde la Facultad de Ingeniería audita obras son Ayacucho, Azul, Benito Juárez, Bolívar, Carlos Casares, Carlos Tejedor, Florentino Ameghino, General Alvear, General Arenales, General Pinto, General Viamonte, General Villegas, Hipólito Irigoyen, Junín, Las Flores, Leandro N Alem, Lincoln, Lobería, Necochea, 9 de Julio, Olavarría, Pehuajó, Rauch, Rivadavia, San Cayetano, Tandil, Tapalqué, Trenque Lauquen y 25 de Mayo.



De todas estas ciudades, Olavarría es uno de los municipios que más obras realiza con fondos provinciales. Estas son: la ampliación de la planta de ósmosis y la ampliación de la red de agua en Espigas, la ampliación de red de cloacas en el barrio Luján, la climatización de la Terminal de Ómnibus, extensiones de red de gas en barrio Provincias Argentinas, Villa Aurora este y sur, la instalación de gas en el Hospital Municipal, planta depuradora en Loma Negra, pavimentación calle Rivadavia en barrio Isaura, en barrio Villa Magdalena, Colonia San Miguel, Hinojo, Sierra Chica, red de agua corriente en barrios Mataderos y Los Cuarteles, refacción del Centro Cultural Sierras Bayas, repavimentación en Colonia Hinojo, y Villa Arrieta (Sierras Bayas).

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario