La economía bonaerense entre urgencias y expectativas

En los principales despachos del Gobierno bonaerense, se respiraba con alivio. La aprobación del Presupuesto, y sobre todo del endeudamiento, abre para la administración de María Eugenia Vidal una perspectiva distinta. "Ahora podemos sacar la cabeza de abajo del agua...", resumía un hombre clave del Ejecutivo.

Según la evaluación que hacen en Economía, el endeudamiento de 60 mil millones de pesos que les autorizó la Legislatura permitirá, en un lapso que estiman entre 60 y 90 días, estabilizar la situación financiera. Esto significa, regularizar pagos muy atrasados, cubrir los baches más grandes y ponerse al día con lo que llaman la "deuda no documentada" (porque no figura como tal), que es la que mantiene la Administración central de la Provincia con distintos organismos del propio Estado bonaernse y que ascendería a unos 18 mil millones de pesos.

Los números del Presupuesto (354 mil millones) y del endeudamiento alcanzarían para lo que en Economía definen como "un año de austeridad, pero con obras y acomodamiento financiero"

¿Cómo tomará deuda la Provincia? Será una combinación de emisión de Letras de Tesorería (un mecanismo que ya viene utilizando y que permite captar fondos a plazos breves) y la emisión de bonos, en el país y en el exterior. "Se irá tanteando el mercado para conseguir las tasas más convenientes", anticipan en el equipo económico que lidera Hernán Lacunza.

Los 60 mil millones están muy por debajo de los 94 mil que pretendía el Ejecutivo en el proyecto original. El recorte surgió de las tensas negociaciones con el peronismo para conseguir los dos tercios que exigía la autorización para endeudarse. ¿Esa disminución altera las proyecciones que había hecho el gabinete económico de Vidal? Dicen que, en realidad, no. "No podremos atacar todos los frentes al mismo tiempo y tendremos que establecer prioridades. Pero nos alcanza para estabilizar el barco. Cuando hicimos las primeras proyecciones sabíamos que no iba a salir la pretensión de máxima", dicen cerca de Vidal.

Los números del Presupuesto (354 mil millones) y del endeudamiento alcanzarían para lo que en Economía definen como "un año de austeridad, pero con obras y acomodamiento financiero". Prevén para obra pública unos 16 mil millones de pesos ("multiplica por tres lo que se presupuestó el año pasado", remarcan). En esas cifras también están contempladas las paritarias. Guardan bajo siete llaves el dato de cuál es el porcentaje de aumento que les propondrán a los gremios. Pero creen que tendrán margen de negociación.


Fuente: Diario El Día

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario