Instan a aprovechar vacaciones de invierno para vacunarse

Por la vacunación bajaron un 30% los casos de gripe y neumonía en comparación con 2014. No obstante, las autoridades sanitarias de la Provincia advierten que estamos en pleno pico estacional de respiratorias. Y convocan a grupos de riesgo a aprovechar el receso invernal para concurrir a los vacunatorios.

La provincia de Buenos Aires registró, en el primer semestre del año, una disminución del 30 por ciento en los casos de neumonías, del 25 por ciento en bronquiolitis y del 18 por ciento en gripe si se compara la cantidad de afectados con el mismo período del año pasado.

Los datos que aporta Epidemiología de la dirección provincial de Atención Primaria, muestran que la vacunación contra la influenza y el neumococo está dando sus frutos.

Según datos de la dirección de Atención Primaria de la Salud, en el primer semestre, los casos de neumonía se redujeron un 30 por ciento: mientras que en 2014 fueron atendidos 19.926 pacientes por esta enfermedad, en lo que va de 2015 se registraron 13.945.

En tanto, los casos de bronquiolitis en menores de dos años también disminuyeron notablemente –25 por ciento–, al pasar de 51.564 en los primeros seis meses de 2014 a 38.833 en 2015.

De acuerdo a los datos de la dirección de Emergencias Sanitarias, que coordina las urgencias, el 95 por ciento de los ingresos por las denominadas Infecciones Respiratorias Agudas Bajas (IRAB) -bronquiolitis, neumonía y bronquitis-, logra el alta en algunas horas y del 5 por ciento restante, sólo el 10 por ciento requiere internación en la Unidad de Terapia Intensiva.

Los expertos coinciden en que consultar "ante los primeros signos de dificultad respiratoria" es fundamental para evitar que el cuadro avance, se complique y requiera internación.

HÁBITOS QUE PREVIENEN

-Mantener al día todas las vacunas del Calendario de Vacunación Nacional.

-No fumar, especialmente en el interior de las viviendas.

-Evitar la contaminación domiciliaria por humo de braseros o cocinas a leña.

-Ventilar frecuentemente la vivienda.

-Evitar el hacinamiento.

-Los animales domésticos no deben permanecer en la habitación de los niños y preferentemente deben estar fuera del hogar.

-Cubrirse la boca al toser o estornudar con un pañuelo descartable o con el pliegue del codo para evitar contagiar a otros.

-No automedicarse.

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario