Fertilización: Más nacimientos y consulta constante

Así lo aseguró el ginecólogo Ricardo Fodere, responsable del Servicio de Fertilización Asistida del Hospital, quien remarcó que todas las consultas son de parejas que han intentado por años quedar embarazados sin resultado. Ya hubo tres nacimientos y actualmente hay seis embarazos en curso. El especialista contó que también hay parejas de mujeres que se acercaron y que se firmó un convenio con el Hospital Materno Infantil Dr. Victorio Tetamanti de Mar del Plata para realizar tratamientos de alta complejidad.

--------------

El Servicio de Fertilización Asistida, que funciona en el Hospital, continúa con la asistencia a parejas que no logran concebir. “La consulta es constante. En estos momentos tenemos 100 parejas en estudio y tratamiento”, afirmó el Dr. Ricardo Foderé, responsable del servicio. Además, detalló que se han producido tres nacimientos y se han logrado 6 embarazos diagnosticados con tratamientos locales.

Fodere destacó que se acercaron al área, parejas homosexuales de mujeres. “Acá no se hacen diferenciaciones de género, también hemos tenido consultas de jóvenes, y las atendemos igual. Somos abiertos a la aplicación de la ley”, sostuvo el ginecólogo, y explicó que “cada caso es particular, ha habido casos donde el hombre hizo tratamientos oncológicos, o cirugías complejas en mujeres, gente sin causa de no poder concebir y que nos cuesta saber por qué”, destalló.

Sobre el total de consultas, un 40% de las parejas poseen diagnóstico de esterilidad irreversible, lo cual significa que no hay posibilidad de conseguir embarazo con ningún tipo de tratamiento. El 60 % restante incluye los casos habituales. Dentro de esta última cifra, el Dr. Foderé informó que se encuentran en estudio 15 mujeres, protocolizadas por el Consejo Consultivo para realizar procedimientos de alta complejidad. “Los casos de baja complejidad son tratados en nuestro Hospital” destacó el responsable del Servicio de Fertilización local.

En este sentido, el titular de la cartera sanitaria local destacó que el Gobierno Municipal firmó un convenio con el Hospital Materno Infantil Dr. Victorio Tetamanti de Mar del Plata, para realizar tratamientos de Fertilización In Vitro a las parejas que no cuenten con obra social. “El tratamiento se lleva a cabo en conjunto con personal de las dos instituciones, y el procedimiento lo efectuamos en Mar del Plata. Esto va a agilizar los tiempos en los tratamientos más complejos. Lo único que corre por cuenta de la pareja es el traslado a aquella ciudad” subrayó Fodere.

Hasta el momento, los tratamientos de alta complejidad se hacían en La Plata y Buenos Aires. “Mar del Plata es menos hostil que aquellas grandes ciuades. Estimamos que en julio o agosto tendremos el primer procedimiento”, adelantó.

Finalmente, el profesional destacó el trabajo positivo del servicio que fue puestoe n marcha a mediados de 2011. “Todo lo que estamos atendiendo es demanda contenida, gente que hace años tiene esta necesidad sin poder acercarse a un lugar para obtener una respuesta”, refirió El tiempo promedio que lleva estudiar a una pareja es de 3 a 5 meses, en los casos que pueden asistir a las consultas y estudios solicitados en las fechas asignadas.

Ley nacional sobre Fertilización Asistida

El texto garantiza el acceso integral a los procedimientos y técnicas médico asistenciales de reproducción médicamente asistida. Los tratamientos, tanto de baja como de alta complejidad, serán incluidos en el PMO (Plan Médico Obligatorio), por lo que deberán ser costeados por el Estado, obras sociales y prepagas.

Podrán acceder a este beneficio todas las personas mayores de edad, sin importar su orientación sexual o estado civil, tras explicitar su consentimiento. Cabe destacar que la Ley contempla todos los procedimientos y técnicas autorizados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que incluyen: la inducción de la ovulación, la estimulación ovárica controlada, el desencadenamiento de la ovulación, las técnicas de reproducción asistida (TRA) y la inseminación intrauterina, intracervical o intravaginal, con gametos del cónyuge o de un donante.

Asimismo, el texto permite la preservación de gametos o tejidos reproductivos, en el caso de aquellas personas que vean comprometida su futura capacidad de procreación, por problemas de salud, tratamientos médicos o intervenciones quirúrgicas.



Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario