Fertilidad y cáncer: impulsan en la Provincia proyecto local

El ministro de Salud Alejandro Collia anunció este jueves el proyecto de implementación de un tratamiento para preservar la fertilidad en pacientes oncológicos. Se trata de una iniciativa del titular del Servicio de Fertilización Asistida local, Ricardo Fodere, para intentar contrarrestar la esterilidad que produce la quimioterapia. En diálogo con Infoeme el ginecólogo detalló el procedimiento y sostuvo que el servicio “está en curso”.

-------------

Se pondrá en marcha en ocho hospitales de la Provincia de Buenos Aires la posibilidad de ofrecer tratamientos de preservación de la fertilidad a pacientes oncológicos, a partir de un proyecto presentado por el médico olavarriense Ricardo Fodere. El especialista, responsable del Servicio de Fertilización Asistida del Hospital “Héctor Cura” elevó la propuesta a las autoridades bonaerenses, que trabajan en su implementación para el año próximo.

El ginecólogo contó a Infoeme que también presentó el proyecto en un Congreso de la Sociedad Internacional de Preservación de la Fertilidad realizado el mes pasado en Boston. “No hay ningún hospital público en Argentina ni en América Latina que ofrezca este servicio. Si nos dan el aporte financiero para equipar los elementos, la capacitación profesional la tenemos disponible y la podríamos hacer acá”, explicó Fodere.

“La idea es ofrecer servicios para poder preservar tejidos ováricos, sobre todo de pacientes oncológicos y niñas con cáncer, que hay una alta incidencia y los tratamientos oncológicos le van a salvar la vida pero van a dejarlos estériles entonces la propuesta es preservar ese órgano ovárico y terminado el tratamiento reimplantárselo de vuelta. Con eso tenemos la esperanza que se recupere al menos su funcionamiento genital y la posibilidad de embarazo en el futuro cuando la niña crezca”, detalló quien además es presidente de la Asociación local de Ginecología. También se contemplará la preservación de espermatozoides.

Para los adultos que sufren cáncer el tratamiento se aplicaría “en un futuro más cercano. Por ejemplo, mujeres que deben hacer tratamiento por cáncer, al terminarlo, le reinsertamos el ovario” explicó el especialista, y aseguró que “ya hay varios nacimientos a partir de este proceso en el mundo, pero no en hospitales públicos. Estamos apurados por ser los primeros pero lleva un proceso de capacitación”. El tratamiento se hace en centros de salud privados, con un alto coste.

Finalmente contó que le había presentado el proyecto al secretario de Salud Ramiro Borzi y al intendente José Eseverri: “Lo que pasó es que necesitábamos apoyo de más arriba por eso elevé la propuesta al coordinador de la Provincia y a la Sociedad Argentina de Fertilidad. En realidad hay dos especialidades que se están conjugando. Una es la fertilización asistida y otra la oncología. Da la casualidad que soy el único en el país que conjuga ambas especialidades” concluyó el médico que trabaja tanto en el Hospital de Oncología como en el Servicio de Fertilización Asistida del Hospital Municipal.

Cómo se hace

La ciencia médica logró en las últimas tres décadas cambiar la historia natural de la fertilidad humana gracias a la criopreservación y a la vitrificación, métodos de congelamiento que mantienen en “pausa” la vida de las células reproductivas. Luego, cuando la persona se encuentra en condiciones de llevar adelante un embarazo podrán ser “reanimadas”.

“La idea es seguir igualando oportunidades: ofrecer en hospitales públicos una posibilidad que hasta ahora solo tenían aquellos que podían costear el procedimiento de preservación en el sector privado”, explicó el ministro de Salud Alejandro Collia en la presentación del programa este jueves.

Desde hace unos cinco años se realiza la vitrificación, una técnica de enfriamiento tan veloz que impide esa cristalización del agua de los óvulos. Tanto los espermatozoides como los óvulos se mantienen en tanques de nitrógeno a 196 grados bajo cero. Así se paraliza el metabolismo de la célula y pueden durar generaciones en ese estado.

En el caso de las mujeres jóvenes (menores de 35 años) que apelan a este procedimiento y luego se hacen una fertilización in Vitro o un tratamiento ICSI la tasa de embarazo alcanza el 50 por ciento. En tanto, en las mayores de 35 las chances son del 30 por ciento. “Esto es todo un avance, porque antes de la vitrificación la tasa de éxito solo alcanzaba el 10 por ciento”, explicó.


Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

saffy

empresas

Las más Leídas en Infoeme