Empleados podrán elegir el banco en el que quieren cobrar su sueldo

El Banco Central dispuso esa facultad para cada empleado; hasta aquí ese trámite era facultad del empleador.


El Banco Central (BCRA) concedió a los trabajadores la facultad de elegir la entidad financiera en la que su empleador le deberá depositar sus haberes.


La resolución la adoptó el directorio de esa entidad tras recordar que lo usual hoy es que esa decisión esté en manos de las empresas que, en todo caso, ofrecen a sus empleados opciones de distintos bancos (en la mayoría de los casos, con lo que tienen un acuerdo) para cobrar.


En un comunicado mediante el que difundió la medida el BCRA aseguró que las modificaciones apuntan a "facilitar la migración de clientes entre las entidades financieras como una vía para promover la competencia y agilizar el funcionamiento del sistema".


Y citó como central la posibilidad de que, desde la semana que viene, "las cuentas sueldo puedan ser abiertas a solicitud del trabajador y no exclusivamente por pedido del empleador, tal como ocurre hasta ahora". De esta manera busca que la determinación no quede limitada a lo que ofrezca el empleador, que hasta aquí, era el único facultado para ese trámite.


Actualmente están activas (según datos a mayo) 8.564.281 cuentas salario las que fueron abiertas por 188.907 empresas para cursar el pago de remuneraciones. Una cuenta salario es aquella que no tiene límites para extracciones en efectivo (salvo las restricciones operativas que rigen por razones de seguridad, por caso, para retiros por cajeros automáticos) ni costo alguno para el trabajador hasta el importe correspondiente a las retribuciones en dinero que se acrediten a su favor.


Los empleadores deben abrirlas a nombre de cada trabajador, quien tendrá la posibilidad de designar a un cotitular (cónyuge, conviviente o familiar directo) a fin de realizar toda operación autorizada por el titular. A ellos se los proveerá sin cargo de una tarjeta de débito.


Además, vale recordar que los usuarios de estas cuentas (por las que los bancos no pueden cobrar mantenimiento) tienen acceso a toda la red de cajeros automáticos sin los costos que hoy supone utilizar terminales no pertenecientes al banco emisor de su tarjeta. Es decir, pueden tener una cuenta en un banco de la red Link y hacer retiros por cajeros Banelco (o consultas de saldos), por citar un ejemplo, sin que le debiten por ello comisión alguna.

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario