El saludo de una maestra a sus colegas en su día

La directora del Jardín Privado Libertas, Roxana Falacara, fue la encargada de brindar el discurso en el acto oficial por el Día del Maestro. Citando a Fullan expresó: "La docencia es una profesión emocionalmente apasionante, profundamente ética e intelectualmente exigente".


"Ninguna fecha puede ser más oportuna para celebrar el día del maestro que el 11 de septiembre, día en que pasó a la inmortalidad, en el año 1888, Domingo Faustino Sarmiento.

Este maestro de maestros nació el 15 de febrero de 1811, en la provincia de San Juan, en un humilde hogar, convertido, a los cien años de su nacimiento, en museo histórico.

Hijo de doña Paula Albarracín y de don José Clemente Sarmiento, el deseo de aprender y enseñar se conjugaron en él desde muy joven: aprendió a leer a los 4 años y empezó la escuela a los cinco en la Escuela de la Patria, de su ciudad natal. A los quince años fundó su primera escuela en San Francisco del Monte de Oro (provincia de San Luis), donde ya se desempeñaba como maestro de un grupo de alumnos que lo superaban en edad.

Este ilustre prócer llegó a ser, desde su multifacética obra, un gran luchador y una de las figuras más importantes de la historia latinoamericana: fue maestro, subteniente de milicias, escritor, periodista, senador, ministro, director general de escuelas, sociólogo, diplomático, gobernador, hasta convertirse en presidente de la Argentina.

Entre su vasta obra educativa, además de lograr que en este período la población escolar se elevara, merece citarse la creación de numerosas escuelas primarias. Fomentó además el desarrollo del comercio, la agricultura y los transportes. Realizó el primer censo demográfico, alentó la inmigración, encargó la reforma del puerto, contribuyó al desarrollo de las telecomunicaciones.
Por cuestiones de salud, Sarmiento viajó a Paraguay (Asunción), donde escribió sus últimos artículos periodísticos y donde, finalmente, falleció, tan pobre como había nacido.
Luego de hacer un breve recorrido por la vida del maestro con la intención de recordar su obra y rendirle homenaje, me permito detenerme para poder hablar de ellos, nuestros héroes cotidianos.
Aquellos que confían en que su granito de arena sin lugar a dudas será necesario para formar esas playas.
Aquellos que saben anteponer la sonrisa ante una penita ajena, priorizando el vínculo como hecho fundante del proceso educativo. Los que siempre encuentran en sus bolsillos un tesoro y hacen magia creando y ofreciendo espacios, recursos y estrategias en pos de que todos construyan conocimiento.
Fullan dijo: "La docencia es una profesión emocionalmente apasionante, profundamente ética e intelectualmente exigente, cuya complejidad solamente es vivida por quienes solemos poner el cuerpo y el alma en el aula".
Mi orgullo y mi respeto a todos los MAESTROS que hacen de su profesión una maravilloso forma de vivir.
Si como dice Ruben Alves "Enseñar es un ejercicio de inmortalidad", saludo con emoción a mis queridos colegas de los distintos niveles de educación, con quienes compartimos la responsable y difícil tarea de perdurar en cada uno de los niños, niñas, adolescentes y/ adultos que pasan por nuestra vida.
Feliz Día!!!! Muchas Gracias".

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario