Darío Sztajnszrajber: “Soy un militante no tradicional”

El reconocido filósofo inauguró días atrás el nuevo espacio de Adepp Políticas Públicas, donde brindó una convocante charla abierta. En el marco de su visita a la Ciudad, Infoeme.com entrevistó al docente, quien habló de su programa “Mentira la verdad” que se transmite por canal Encuentro, sobre la actual revolución tecnológica, la relación con su hermano Mauro Szeta y su adhesión al modelo kirchnerista.

---------------

El jueves pasado el reconocido filósofo Darío Sztajnszrajber estuvo en la Ciudad para inaugurar el nuevo local de Adepp con una charla abierta. El especialista, que ha logrado difundir la filosofía desde interesantes propuestas como el programa “Mentira la verdad” (por canal Encuentro), habló con Infoeme.com sobre la actual revolución tecnológica, la relación con su hermano Mauro Szeta y su adhesión al modelo kirchnerista.

Sztajnszrajber es docente, y además de televisión es columnista en radio y diarios con la finalidad de transmitir conocimientos filosóficos. “Es la idea” consideró, “después hay que ver cuanto se logra”. El filósofo asegura que “hay un efecto que hemos logrado con el programa de tele ‘Mentira la verdad’ que tiene un objetivo muy claro de profundización pedagógica y lo usan, lo sabemos, en todos los colegios del país. Esa es como la principal devolución que tenemos y nos da una profunda satisfacción: saber que estos programas están siendo útiles para reforzar la docencia”, expresó en su visita a Olavarría.



“En estos últimos tiempos los distintos formatos en que trabajamos la filosofía en los medios han generado que mucha gente, no te digo que se enamore de la filosofía, pero hay una forma de pensamiento filosófico que dista de tener algo delirante, absurdo, inútil y empieza a hacer algo que suma”, consideró el docente, y agregó: “Creo que tiene que ver con la filosofía en los medios y de que mucha gente pueda acceder a muchas formas de construcción de sentido por fuera de la forma tradicional y hegemónica”.

El invitado a inaugurar el nuevo espacio de Adepp Política Públicas es un gran utilizador de la red social Twitter, donde interactúa con sus seguidores y hace preguntas existenciales. Consultado por este Diario On Line sobre el uso de las nuevas tecnologías en relación a la vida privada de las personas, Darío Sztajnszrajber dijo: “Creo que hay una lectura de la intimidad previa a las redes sociales”.



Sostuvo que “la intimidad cambió, se transformó. Y a veces tenemos una relación con la tecnología a la cual no podemos pensar este efecto transformador que tiene la técnica, entonces pensamos todo en términos dicotómicos. Hay una lectura que hacemos a través de la informática diferente y muy interesante, una de ella es la posibilidad de darnos cuenta que no somos una unidad”, expresó. “Somos múltiples fragmentos y la tecnología es un formato material que está ayudando a poner en evidencia lo que somos”.

En tanto, consideró que la revolución informática está derribando categorías “tanto de lo académico como de lo político, o lo económico, de donde estamos parados, más para los que venimos del siglo pasado que venimos con toda una información y nos cuesta mucho poder conectarse. Y mucho más el docente”, reforzó. “El docente formado en las categorías pedagógicas didácticas del siglo XX se encuentra con una realidad tecnológica y novedosa y le temen. Para un docente una computadora es una especie de monstruo y parece que bueno, el que se tiene que poder reinventar en este caso no es aquel que nace en un ambiente tecnológico sino nosotros los docentes que tenemos que poder abrirnos a lo que la tecnología trae de transformador”.

Respecto a si se considera un “filósofo militante”, Sztajnszrajber dijo: “primero me considero un ser humano y tengo facetas, fragmentos. Uno es hacer filosofía, otro un poco más importante para mi que hacer filosofía es ser docente. Toda mi vida he sido docente y me realizo mucho en eso”, expresó el filósofo. Otro fragmento importante es ser hincha de Estudiantes de la Plata y después soy alguien que adhiere al actual modelo que lleva adelante este Gobierno pero no creo que esté bueno que ninguno de los otros fragmentos totalice la totalidad de lo que soy”.



Además explicó que “fundamentalmente no soy un fanático de ninguno de ellos, trato de ser totalmente abierto a lo que el otro me trae. Puedo ser muy autocrítico y poner en contradicción muchos fragmentos. Soy un militante no tradicional en todo caso, no sólo del kirchnerismo en general como algo más férreo y dogmático, sino al contrario, me parece que las mismas formas las veo en partes mucho más democráticas, más críticas, menos fanáticas”, detalló.

Finalmente habló sobre su relación con Mauro Szeta, su hermano y periodista, quien hasta hace poco trabajaba en Canal 13, TN y Clarín. “Cuando Mauro trabajaba para el Grupo Clarín yo escribía para el Grupo Clarín. He ido muchas veces de invitado a TN, nunca oculté mi adhesión a este modelo, trabajé y sigo trabajando en distintos proyectos estatales. Tanto Mauro como yo tenemos una relación no fanática con lo que hacemos y esos momentos no eran distintos a esos. Mauro sigue pensando lo que siempre pensó y yo también. Nunca hubo encontronazos ideológicos”, dijo sobre su relación con el columnista de Infoeme.com.

“En ese momento, la dicotomización que se hace desde el afuera pareciera como que era algo que iba a repercutir en la vida familiar. Pero nunca se dio. Dialogamos mucho y tenemos puntos de vista diferentes de algunas cuestiones políticas pero nada radical, tal vez discutimos por fútbol o algo más banal pero no tanto por política”, concluyó.





Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario