10 cifras alarmantes sobre la infancia en Argentina

Los datos surgen a través de un estudio del Observatorio de la Deuda Social de la UCA. Reveló que uno de cada cinco chicos padece problemas de nutrición.

Uno de los datos más alarmantes y estancos tiene que ver con la nutrición infantil. Tristemente se arrojó el dato que uno de cada cinco niños argentinos padece problemas de nutrición en su día a día en el país.


El estudio se denominó "Infancias con derechos postergados", y lo realizó el Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA, que será presentado este jueves en el Auditorio Santa Cecilia.


Se indagó desde todos los focos a los ciudadanos de entre 0 y 18 años durante el período entre 2010 y 2015, en coincidencia con el aniversario del Bicentenario.


Según el informe, la inseguridad alimentaria afectó en 2015 al 19,5% de la población y el 7,7% en niveles graves.


En tanto, se indicó que uno de cada cuatro niños (26,6%) recibía en ese mismo año la cobertura alimentaria diaria directa exclusivamente en los comedores escolares.

Las 10 cifras más relevantes del informe


Un 42% de la infancia y adolescencia reside en viviendas con problemas de saneamiento (no accede en su vivienda a cloacas, o a la red de agua corriente, y/o no tiene inodoro con descarga de agua).


El 48% de los chicos/as en la Argentina urbana tienen como única opción para la atención de su salud el sistema público.


El 23% de los adolescentes se encuentra en situación de déficit educativo (no asiste o lo hace con sobreedad). El déficit es del 40% en el estrato social muy bajo y del 35% en villas o asentamientos urbanos.


En 2015 el 49,9% de la infancia y adolescencia urbana en la Argentina vivía en un medio de vida insalubre, tanto por problemas de contaminación ambiental como a consecuencia de la cercanía de fábricas y/o basurales, proximidad a lugares de quema de basura o existencia de plagas.


La situación de inseguridad alimentaria afectaba en 2015 al 19,5% de la infancia y adolescencia urbana y al 7,7% en niveles graves.


En 2015, la calidad de la construcción de la vivienda resulta deficitaria para el 18,9% de la población de niños/as y adolescentes. La situación de hacinamiento afectaba al 18,5%.


El 12,8% de los chicos/as no festejaron su último cumpleaños, en el estrato social más bajo no lo hizo el 23% y en el medio alto, el 4,8%.


Se estima que el 25% de los estudiantes secundarios no tiene enseñanza de computación, y que el 12% carece de enseñanza de idioma extranjero.


El 12% de los chicos/as de 5 a 17 años trabajaba en actividades domésticas intensivas (4,3%) y/o en el mercado (9,5%).


Se estima que, en 2015, el 18,7% de los chicos/as compartía cama o colchón para dormir, y si bien dicha incidencia trepa al 30,5% en los hogares de estratos más bajos, también se presenta en el 10% de los chicos/as del estrato medio profesional o medio alto.



Fuente: Télam

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario