Violencia obstétrica: lanzan una campaña preventiva y difunden 0800 para formular denuncias

La violencia obstétrica es la aquella que sufren en centros de salud públicos y privados embarazadas, parturientas y mujeres que abortaron. Estas mujeres tienen derecho a recibir información sobre todo lo que le hacen, de ser acompañadas por quien ellas deseen, de colocarse en la posición que les resulte más cómoda al parir y de pedir que no las separen de su bebé al nacer, entre otros. También tienen derecho a ser bien tratadas y a recibir contención en casos de aborto.


---------------

No todas los saben pero en el embarazo, parto y puerperio, las mujeres tienen derechos en hospitales y clínicas de recibir información sobre todo lo que le hacen, de ser acompañadas por quien ellas deseen, de colocarse en la posición que les resulte más cómoda al parir y pedir que no las separen de su bebé al nacer, entre otros. También tienen derecho a ser bien tratadas y a recibir contención en casos de aborto.



La violencia obstétrica es violencia de género, y para erradicarla se puso en marca una campaña en establecimientos de salud de la Provincia. Se trata de una campaña gráfica, audiovisual y de capacitación de los equipos sanitarios a cargo del ministerio de Salud, la Defensoría del Pueblo y el Consejo Provincial de la Mujer, que lleva el nombre de “Gestando el Cambio”.

En las salas de espera de los establecimientos de salud se distribuirá una serie de tarjetas en las que se explicitan las condiciones de un parto respetado y se informa a qué teléfonos llamar para formular denuncias. También, habrá videos explicativos que buscan empoderar a las mujeres.



Donde denunciar



La Defensoría cuenta con una línea gratuita, el 0800-222-5262, a la que se puede llamar para realizar denuncias sobre hechos de violencia obstétrica que se hayan vivido tanto en instituciones públicas como privadas. También se puede recurrir al 0221 429-2968, del programa de prevención de la violencia del ministerio de Salud.

“Desde el año pasado hasta ahora contabilizamos 13 denuncias de violencia obstétrica, sin embargo, entendemos que los casos son muchos más, pero no se denuncian en buena medida por desconocimiento, no solo de la posibilidad de denunciar sino de cuáles son los derechos que es necesario defender”, explicó la titular del Observatorio de Violencia de Género de la Defensoría, Lausana Malacalza.

En rigor, los derechos de la mujer y su familia en el embarazo, parto, puerperio, aborto y post aborto están plasmados en la ley nacional 25.929, donde se deja en claro cuáles son las prácticas que configuran situaciones de violencia obstétrica. Por ejemplos: el trato irrespetuoso por parte del equipo de salud a la mujer o a su familia, privar a la mujer de información sobre su propia salud y la de su bebé; obligarla a someterse a una cesárea cuando están dadas las condiciones para un parto natural; o realizarle prácticas invasivas o innecesarias sobre su cuerpo, entre otros.

“La violencia obstétrica es aquella que ejerce el personal de salud sobre el cuerpo y los procesos reproductivos de las mujeres, expresada en un trato deshumanizado, un abuso de medicalización de los procesos naturales”, explicó Lidia Tundidor, responsable del programa Provincial de Prevención y Atención de la Violencia Familiar y de Género del ministerio de Salud.

Por otra parte, para erradicar las prácticas violentas, la dirección de Maternidad e Infancia ya capacitó al personal de más de 60 hospitales para la creación de Maternidades Seguras y Centradas en la Familia, que son aquellas en las que se respetan todos los derechos y tanto los médicos como los enfermeros y agentes de salud trabajan como auxiliares de la mujer en el proceso de gestación y la tratan como lo que es: “La verdadera protagonista en la maternidad o en los servicios hospitalarios”, enfatizó la coordinadora de esa dirección, Flavia Raineri.

Se sabe que el equipo de salud debe tener capacitación en este sentido, porque es necesario cambiar la cultura institucional según la cual la mujer debe adaptarse a los tiempos y condiciones que le impone el hospital o la clínica, explican los especialistas.




Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario