Una libertad “legal”, injusta, y usada con fines políticos

Lo que es legal, es legal. Tratar de polémica la decisión de liberar a Luis “El Gordo” Valor, es por lo menos confuso.

---------------------
Mauro Szeta, especial para Infoeme

Polémico, es algo que roza la ilegalidad, que no está ajustado a derecho, que es un capricho personal de un juez. Lo concretó es que, desde lo técnico, Luis "El Gordo" Valor está “bien” liberado.

En la provincia de Buenos Aires, la ley de Ejecución Penal señala que seis meses antes del otorgamiento de una libertad condicional, un reo tiene derecho a una libertad asistida.

A Valor, lo condenaron a una pena de 7 años de cárcel por su último capítulo delictivo. Fue una persecución ocurrida en 2009, en la que el ladrón de blindados terminó escapando de la policía, a los tiros, y chocando contra un árbol, en un country.

Por esa condena, y de acuerdo a cómputos judiciales, Valor estaba en condiciones de obtener la libertad asistida porque estaba a seis meses de gozar de la libertad condicional que se le aplica a condenados cuando cumplen las dos terceras partes de una pena.

Así las cosas, hay que decir, que el resto de las penas, por violentos asaltos a blindados, Valor, ya las tiene cumplidas. Es cierto que esta clase de libertades duelen, preocupan, cansan, pero también es cierto que los jueces, las otorgan, porque son legales.

El único elemento para cuestionar aquí, es que le dieron la libertad asistida a Valor, a pesar de un informe negativo del Servicio Penitenciario Bonaerense, algo poco común, en tiempos en los que la mayoría de los presos, reciben el apto.

Así las cosas, para que estas libertades, no generen las mal llamadas “polémicas” la solución sería cambiar la ley, y evitar las salidas anticipadas. De lo contrario, no tiene sentido, rasgarse las vestiduras, ni usar esta liberación, con fines políticos, como hicieron muchos.

Fuente:

Deja tu comentario