Un niño de seis años murió por hidatidosis

El pequeño iba a ser intervenido quirúrgicamente este lunes pero perdió la vida en las últimas horas por una "una ruptura espontánea del quiste". Desde el Municipio aseguraron "que se trata de un caso aislado, dado que la hidatidosis es una enfermedad de muy baja incidencia". ¿Qué es la hidatidosis?


Un niño de seis años de edad perdió la vida en las últimas horas como consecuencia de un cuadro de hidatidosis, enfermedad generada por un parásito que se encuentra en los perros, los cuales se contagian consumiendo achuras crudas con quistes de ovejas, cabras, bovinos y cerdos.


El lamentable deceso se produjo al agravarse el cuadro del pequeño provocado por la "ruptura espontánea del quiste" informaron desde la Secretaría de Prevención y Atención Sanitaria.


El pequeño que vivía en el barrio 10 de junio y estudiaba en la Escuela 80 de barrio CECO presentaba "un cuadro de quiste hidatídico hepático, el cual iba a ser extraído hoy lunes 13 de abril, mediante una intervención quirúrgica programada. Sin embargo, previo a la cirugía se produjo en el paciente una ruptura espontánea del quiste, lo que le generó diversas complicaciones que derivaron en su fallecimiento" indicaron desde la cartera de Salud.

Para las autoridades médicas se "trata de un caso aislado, dado que la hidatidosis es una enfermedad de muy baja incidencia" pero "de alto índice de mortalidad una vez producidos" dijeron.

Desde el Municipio especificaron que este tipo de patologías se producen en la niñez y detallaron que la afección "se adquiere la infección, en la mayoría de los casos entrando en contacto con perros infectados, normalmente al darle besos, dejarse lamer la cara, o tocar al animal y llevarse las manos a la boca. También puede contagiarse consumiendo alimentos (verduras y agua) contaminados con las heces de perros infectados. No se transmite directamente de una persona a otra".

Agregaron que "una vez que los huevos del parásito han ingresado al organismo, se produce un quiste hidatídico, que puede alojarse en el hígado, en los pulmones o minoritariamente en otros órganos como riñón, cerebro, corazón, hueso, músculo, etc.
Si bien la mayoría de las infecciones se adquieren durante la niñez, la mayoría de los pacientes no presentan síntomas durante mucho tiempo, y la enfermedad se descubre accidentalmente".

"Los quistes pequeños se tratan con medicación pero si alcanzan un gran tamaño se debe recurrir a la cirugía. En los perros también se realiza un tratamiento con medicación para evitar la eliminación del parásito por materia fecal" añadieron.

Recomendaciones para prevenir la enfermedad

  • Desparasitemos a los perros cada 45 días.
  • Mantengamos a los perros lejos de los lugares donde se carnea.
  • Controlemos la salud de los hospederos intermediarios (ovejas, cabras, bovinos y cerdos).
  • Evitemos la faena domiciliaria.
  • Evitemos la permanencia de animales muertos en áreas rurales (enterrarlos).
  • No alimentemos a los perros con achuras crudas.
  • Lavemos con agua potable y a chorro fuerte las frutas y verduras.
  • Evitemos que los perros laman a los niños en la boca.
  • Evitemos que los niños se lleven tierra o arena a la boca.
  • Lavemos bien nuestras manos, después de tocar un perro, antes de comer y tanta veces como sea necesario.


Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario