Un drama de película en la vida real

Apoyándose en el anonimato de internet, alguien le creo perfiles falsos desde el año 2014. En ellos aparece como si fuera prostituta, actriz porno y transexual. Tuvo que irse de su ciudad y no puede conseguir trabajo.

Recuerdan aquella película " La Red" protagonizada por Sandra Bullock, en el papel de Angela Bennett, una especialista en análisis informática, que corre un gran peligro al ser perseguida por Jack Devlin (Jeremy Northam) un hombre sin escrúpulos que tiene orden directa de acabar con ella.




Si bien esta película se rodó en Washington entre el 5 de enero y el mes de abril de 1995; hoy 21 años después se vuelve realidad para una argentina de 34 años.


Según denunció, "alguien" le creó decenas de perfiles falsos en la red y por eso recibe mensajes y llamados de personas que no conoce y que buscan tener relaciones sexuales con ella.



En marzo de 2014 le llegó el 1er mensaje de un desconocido a su celular : "Soy el chico con el que estuviste hablando recién"- supuestamente en la red social Badoo, un sitio de citas -. "No soy yo, creo que te equivocaste de persona. Saludos", le contestó ella.


Lo que parecía una equivocación, fue el inicio de miles de mensajes que luego se convirtieron en hombres que llegaron a tocarle el timbre en su casa para tener sexo.



"Me gustaría despertarme un día y ver que todo esto se terminó", expresó la víctima del hecho; quien denunció delito informático, la causa está caratulada como "Hostigamiento" y tiene más de 111 fojas de informes. Depende ahora de lo que se avance en la Unidad de Intervención Temprana de la Unidad Fiscal Sudeste.




Le crearon decenas de perfiles falsos en Internet y ahora vive un infierno, debido al robo de identidad.




El desconcierto fue enorme hasta que buscó su nombre en Google: los datos que aparecen sobre ella son actividades que no realiza, perfiles falsos en redes sociales y blogs en los que se presentaba como masajista erótica, prostituta, actriz porno, transexual y drogadicta.



La mujer se abstuvo de dar su nombre, no quiere ser identificada. En la realidad " no virtual" es licenciada y recibida con honores en una universidad pública argentina.



Tuvo que mudarse y hasta pierde oportunidades laborales: "Cada vez que me postulo a un trabajo me descartan porque al 'googlear' mi nombre aparecen todas esas calumnias sobre mí. Las empresas no quieren personas con problemas a pesar de que yo explique que eso es mentira".


El especialista en delitos informáticos Daniel Monasterky, la representa: "Se pone en juego la reputación online de la persona. En estos tiempos uno es lo que Google dice que sos. En este caso hay una obsesión patológica de esta persona para con mi cliente, ya que todo el tiempo genera contenido negativo".

Fuente: Clarin - Infobae

Fuente:

Deja tu comentario