Un centenar de personas recibió al campeón del honor

Pasada las 19:30hs arribó a la ciudad Agustín Herrera, el olavarriense realizó una gran tarea en La Pampa, y aunque no se le dio el campeonato, entregó todo. Familiares, amigos y público en general lo recibieron para brindarle un caluroso aplauso.

-----------

Un lindo recibimiento tuvo Agustín Herrera, el pibe que en el caluroso mediodía pampeano hizo emocionar a muchos en la Ciudad. Colegas, periodistas y allegados al automovilismo no se cansan de resaltar la tarea del olavarriense que corrió como se debe correr en una definición de campeonato, entregó todo lo que podía y por eso en la tarde noche de Olavarría tuvo su merecido reconocimiento.

Más público debería haberle rendido homenaje a alguien que hizo una tarea impecable toda la temporada, y aunque finalizó en el cuarto lugar del campeonato, el logro máximo estuvo muy cerca.

De todos modos, el caluroso aplauso que recibió de las casi 100 personas presentes, fue un símbolo de reconocimiento a un Herrera que no ocultó su amargura.



“Amargura, bronca, impotencia de no poder terminar un fin de semana como lo planeamos. Teníamos todo, no organizado, pero si soñado o planeado como para que saliera todo bien y otra vez por un factor suerte no se puede redondear. Me hubiese gustado terminar ganando aunque no hubiésemos logrado el campeonato, pero el destino está escrito y esta vez nos tocó perder a nosotros”, fueron las primeras palabras de un Herrera compungido.

Analizando lo que fue el fin de semana, el sábado surgió un entusiasmo particular, porque en la previa de la última fecha, el campeonato parecía un milagro. Todo se dio tan perfecto en la serie que la ilusión creció de manera impensada: “La verdad que sí, porque salió todo ideal ya que ganamos la serie y Machuca no sumó. Después del sábado nos dimos cuenta que no era tan imposible, que estábamos en carrera con el gran auto que teníamos”.

En la final se vio un Herrera muy concentrado, y atento a todo lo que pasaba: “En la final dimos cinco o seis vueltas primeros, el equipo nunca me aviso porque yo estaba concentrado y le había pedido que sólo me avisaran si Machuca abandonaba como para girar un poco más tranquilo. Pero fuimos siempre al límite por querer ganar, teníamos que ir a todo o nada, por eso nos pasó lo de la goma se rompió por el desgaste, sentí que algo se rompió y por eso me fui afuera, después me di cuenta que era la goma”.

En el final volvió a resaltar una frase, la misma que le dijo a la TV Pública. “Me hubiese gustado poder ganar para morir de pie”, pero agregó: “Siento que morí de pie porque arriba del auto dejé todo y no fue por un problema mío lo que abandonamos, sino por la goma. La verdad que recibí muchos mensajes y llamados de reconocimiento, por eso me siento muy orgulloso de haber representado a Olavarría”.

Por último se refirió a su futuro: “Tenemos tres o cuatro opciones, la idea es ver si podemos mejorar el presupuesto para dar el salto a la clase 3, vamos a hacer el intento con el “Kelo” (Favio Torres) y todo el grupo que nos apoya para ver si en el 2014 lo podemos concretar, sino seguiremos un año más en la clase 2”.



Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario