UDO visitó un comedor escolar para evaluar la situación

Docentes nucleados en la Unión de Docentes de Olavarría estuvieron en el comedor de la Escuela Nº 52 para conocer qué comen los chicos y evaluar la situación de recorte por parte del gobierno provincial. Los medios no pudieron ingresar pero la secretaria adjunta Graciela Ramongassie, contó que el cupo no alcanza y que la dieta se basa en hidratos de carbono “para nada equilibrada”, consideró.

------------

La Unión de Docentes de Olavarría (UDO) visitó el comedor de las Escuela Nº 52 este jueves por la mañana, para evaluar el recorte provincial y qué comen los chicos. Si bien los medios no pudieron ingresar y a donde estaban los alumnos por orden de la Jefatura Distrital de Educación, la secretaria adjunta Graciela Ramongassie dio detalles de lo observado.

“El objetivo de la visita era ver los comedores y con la buena predisposición de la directora, estuvimos conversando y abordando el problema de los cupos”, explico la referente, quien destacó que en el turno mañana hay 80 alumnos que comen y tienen un cupo para 60 chicos. “En total son 120 alumnos los que comen pero el cupo no alcanza”, dijo.

“Al secundario se les da té negro como merienda y a los chicos del primario se les da chocolatada pero no les mandan azúcar porque dicen que viene en el cacao”, detalló Ramongassie.



El menú de este jueves fue polenta con salsa. “Hay una buena predisposición de las cocineras. Vimos que están haciendo malabares para que alcance aunque en realidad les tocaba pizza pero tienen el horno roto. En otras escuelas comentaban que la pizza es sin queso ni nada”, agregó la docente, y dijo que “hay muchos hidratos de carbono, no es una dieta equilibrada para nada”.



Finalmente sostuvo que “es la realidad que tenemos. Entre todos tenemos que llegar a una solución por eso amos a seguir con estas movilizaciones. Es una miseria”, concluyó.



Por otro lado, el portero de la institución de Piedras y Del Valle contó que hay otros problemas de índole de infraestructura como calefactores que no funcionan, baños rotos y contó que una agrupación política se acercó para pintar la escuela el año pasado pero luego de dos paredes dejaron la pintura y ahora tiene que terminar de pintar la comunidad educativa de la Escuela 52.

Además, consideró que por parte del Consejo Escolar no hay control de los arreglos que hacen ni los errores del personal que envían.






Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario