"Tuvimos que salir a gritar lo que nos pasaba para que alguien nos escuchara"

Fueron las palabras que utilizó Celeste Sibiglia, madre de las chicas víctimas de abuso, para expresar a Infoeme sus sensaciones luego de conocerse el fallo que les revocó el beneficio de la prisión domiciliaria a los imputados.

En la mañana de este martes se conoció el fallo que revocó la prisión domiciliaria a Guillermo y Osvaldo Sosa y los envió a la Unidad 2 de Sierra Chica.

En diálogo con Infoeme, Celeste Sibiglia, madre de las chicas víctimas de abuso, contó como fue la notificación de la detención de los imputados: "la comunicación primero fue entre el fiscal y Mariana (mi hija), él le comunicó como se habían dado los pasos, que había resuelto el juez. Y mi hija me llamó, mas vale, con una mezcla de emociones, un poco llorando, un poco contenta. Los que pasa con esta situación es que también uno va removiendo todo, lo que hemos ido moviendo y la lucha que hemos tenido hasta acá. Si bien algunas personas me dicen que este caso se resolvió rápido en relación a otros, y si".

Nosotras tuvimos una exposición tremenda, tuvimos que salir a gritar lo que nos pasaba para que alguien nos escuchara y pusiera un freno, porque esta gente sino todavía estaría en la calle haciendo su vida livianamente.

"Le avisé a Maira, Loana estaba en la facultad. También lloraron y se pusieron contentas, pero en la medida de todo lo que hemos ido pasando, es que como que todo esto mueve. En realidad nosotras el viernes tuvimos una reunión en Azul, una audiencia, donde el juez escuchaba los alegatos de los abogados de ellos y del fiscal. Las opiniones de ambos en referencia a uno que queden libres, y el otro que vayan a prisión. Y uno escucha la defensa y decís dónde tiene esta gente la moral, absolutamente culpables. Abrís la carátula y es todo en contra de ellos, y ellos justifica que como Guillermo (Sosa) iba a estar en la cárcel sabiendo lo que les pasa a los pedófilos dentro de la cárcel. Ese es uno de los justificativos. El otro, por parte del abogado defensor de Osvaldo decía del problema de salud que tiene este hombre. Y yo decía que ese desgraciado abusaba y violaba a mi hija mientras tenía diabetes, osea que eso no se lo impidió. Entonces te remueve, te da bronca, la verdad que nos quedaba un sabor amargo porque si el juez resolvía que sigan en la casa era indignante si pasaba eso", continuó Sibiglia.

Ayer, en el transcurso de la tarde se los llevaron y ya hoy nos dijeron que están en Sierra Chica, en la Unidad 2.

Por otra parte, manifestó que le quedan sensaciones de "todo el sabor amargo, porque nosotros formamos Olavarría Despierta, por el hecho mismo de que nos quedamos desválidos de todos lados. Y una de las cosas que más nos faltó fue un abogado, que en su momento cuando busqué un defensor estaba cobrando una suma loquísima, imposible de pagar para cualquiera, o al menos en mi situación. Entonces me tuve que quedar con la defensa del fiscal. Y la verdad que el fiscal hace su trabajo. El acordó con los abogados esta pena, fue un juicio abreviado. De haber tenido nosotros un abogado, se hubiera negado a acordar y hubiéramos llegado a un juicio oral y público como debería haber sido y hubieran tenido una condena mucho mayor porque son culpables".

"Dentro de la agrupación estamos todo el tiempo diciendo los errores que hemos cometido tanto nosotros como otras familias, para avivar a otros, para que no les pase, para que empiecen a realmente utilizar la ley como la tenemos que utilizar. Si necesitamos un abogado, tenerlo y si hay que plantarse en la calle a marchar, marcharemos, porque me parece que al menos en nuestro caso fue lo que nos dio resultado, también salir en medios nacionales. Si no hubiéramos hecho el ruido que hicimos yo creo que esta gente seguía en la casa o peor, seguía en la calle", concluyó la madre de las chicas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario