Tratamiento de semillas: Sorgo con triple tecnología

Un antídoto para proteger al sorgo granífero o forrajero de la acción del graminicida que va a ser aplicado; un poderoso fungicida; y un nuevo insecticida, las nuevas tecnologías para el tratamiento.

El tratamiento de la semilla de sorgo representa un seguro que permite el arranque protegido del cultivo y posibilita la obtención de un stand de plantas adecuado como punto de partida para lograr el máximo potencial.

Con ese objetivo en el horizonte, se desarrollaron semillas de origen tratadas con tres tecnologías integradas, algo que parece ideal si se considera que el sorgo se destina a zonas marginales, suelos pobres y áreas más secas o ganaderas, donde la protección de la semilla y plántulas en los primeros días resulta clave para que el cultivo prospere.

Los tres tratamientos

El primero de los tratamientos que recibe la semilla es Concept III, un antídoto que protege al sorgo de la fitotoxicidad de graminicidas como Dual Gold o Bicep Pack (una mezcla de Gesaprim 90 y Dual Gold). Se trata de herbicidas que se usan en general para controlar latifoliadas y gramíneas, lo que resulta clave a la hora de evitar la competencia temprana por parte de las malezas que absorben los recursos que necesita el cultivo (luz, agua, nutrientes). A su vez, para controlar las enfermedades se les aplica Maxim XL, que contiene dos fungicidas sistémicos combinados que controla patógenos de semilla, suelo y almacenaje. En tanto, se la trata con Cruiser 60bFS Semillero para hacer frente a insectos de suelo, en especial el gusano blanco (Diloboderus abderus; Dyscinetus gagates; Cyclocephala spp.).

El triple tratamiento profesional es realizado en origen por los semilleros de sorgo, lo que garantiza que la semilla se someta a un tratamiento de aplicaciones de dosis exactas (medidas a través de un control informático) y con los productos uniformemente distribuidos para conseguir una cobertura pareja y la dosis correcta. Sólo así se asegura el arranque y el stand inicial de plantas para que el híbrido de sorgo pueda demostrar todo su potencial a campo.

Costo beneficio

A nivel de costo por hectárea, el nuevo sorgo tratado no presenta un incremento significativo. Según afirma el ingeniero agrónomo Oscar Pemán, titular de Oscar Pemán y Asociados, "el costo adicional de la semilla de sorgo curada con Cruiser 60 FS Semillero, Maxim XL y Concept III, puede incrementar el costo de implantación, lo cual no es representativo cuando se estima la tecnología que trae y los incrementos de rindes que se obtienen".

Al respecto, el ingeniero Víctor Tobin, director de Tobin Semillas, especialista en sorgo, agregó: "Para lograr la calidad de exportación, es clave obtener un sorgo limpio que cumpla los requerimientos del protocolo de importación que exige China. Por eso es fundamental arrancar con un cultivo limpio y tratar la semilla en origen. El tratamiento con Concept III es fundamental para proteger al sorgo de los graminicidas y que el arranque no tenga competencia de malezas. A partir de los convenios que Tobin firmó con Syngenta, estamos en condiciones de ofrecer la tecnología que permite conseguir un sorgo de calidad".

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario