TN: Un despiste complicó a Herrera

El olavarriense quedó lejos, arribó en el puesto 23°, por esquivar un trompo se despistó y perdió lo que venía recuperando. Nicolás Posco se quedó con un triunfo muy disputado.

Andrés Arouxet, especial para Infoeme

Como suele ocurrir, el Turismo Nacional brindó un gran espectáculo en su cuarta fecha en La Pampa, desde la lucha por la punta hasta el resto de las posiciones, fueron emocionantes.

Desde el inicio de la final, Nicolás Posco se escapó adelante, parecía que la carrera iba a carecer de lucha por la punta pero apenas en dos giros el auto de seguridad se hacía presente, como para volver a juntarlos.

Adrián Percaz aprovechaba la situación y en el relanzamiento comenzó a inquietar a Posco. Maniobras al límite, muy apretadas, pero otra vez el Pace Car aparecía en la séptima vuelta. Los despistes estaban a la orden, y a la lucha se sumó Matías Vidal. Cuando el AS dejó la pista, comenzó otra vez la lucha por la punta, Percaz fue decidido a la caza de Posco, tanto se molestaron que no advirtieron la brillante maniobra de Matías Vidal, que por afuera, logró superar a los dos.

La punta le duró poco a Vidal, porque Posco y Percaz parecían tener un poco más y en otra emocionante maniobra Nicolás Posco recuperó el liderazgo. Demostró todo el fin de semana que tenía auto para ganar, y lo ratificó en la final. Una emocionante victoria para este joven piloto proveniente del Turismo Pista, que logró su primer triunfo en la categoría. Adrián Percaz y Matías Vidal lo escoltaron en el podio.

Para Agustín Herrera fue una final para el olvido, parecía que estaba todo dado como para hacer una buena final, avanzando desde el fondo. Largo 22° y tras la salida del auto de seguridad se encontraba 19°, las intenciones de avanzar eran concretas, pero tras la reanudación se tuvo que tirar al pasto para esquivar un auto y se chochó uno de los carteles de publicidad que se encontraban en la parte interna. El Clio no se rompió mucho, pero quedó último, lejos del pelotón.

El Pace Car le permitió acercarse a la fila india, pero ya sin posibilidades de pretender avanzar mucho. Logró llegar en el puesto 23°, pero lejos de las pretensiones del "Chapulín". Un fin de semana para el olvido, que comenzó a complicarse con la clasificación atípica del viernes.

Como suele ocurrir, el Turismo Nacional brindó un gran espectáculo en su cuarta fecha en La Pampa, desde la lucha por la punta hasta el resto de las posiciones, fueron emocionantes.

Desde el inicio de la final, Nicolás Posco se escapó adelante, parecía que la carrera iba a carecer de lucha por la punta pero apenas en dos giros el auto de seguridad se hacía presente, como para volver a juntarlos.

Adrián Percaz aprovechaba la situación y en el relanzamiento comenzó a inquietar a Posco. Maniobras al límite, muy apretadas, pero otra vez el Pace Car aparecía en la séptima vuelta. Los despistes estaban a la orden, y a la lucha se sumó Matías Vidal. Cuando el AS dejó la pista, comenzó otra vez la lucha por la punta, Percaz fue decidido a la caza de Posco, tanto se molestaron que no advirtieron la brillante maniobra de Matías Vidal, que por afuera, logró superar a los dos.

La punta le duró poco a Vidal, porque Posco y Percaz parecían tener un poco más y en otra emocionante maniobra Nicolás Posco recuperó el liderazgo. Demostró todo el fin de semana que tenía auto para ganar, y lo ratificó en la final. Una emocionante victoria para este joven piloto proveniente del Turismo Pista, que logró su primer triunfo en la categoría. Adrián Percaz y Matías Vidal lo escoltaron en el podio.

Para Agustín Herrera fue una final para el olvido, parecía que estaba todo dado como para hacer una buena final, avanzando desde el fondo. Largo 22° y tras la salida del auto de seguridad se encontraba 19°, las intenciones de avanzar eran concretas, pero tras la reanudación se tuvo que tirar al pasto para esquivar un auto y se chochó uno de los carteles de publicidad que se encontraban en la parte interna. El Clio no se rompió mucho, pero quedó último, lejos del pelotón.

El Pace Car le permitió acercarse a la fila india, pero ya sin posibilidades de pretender avanzar mucho. Logró llegar en el puesto 23°, pero lejos de las pretensiones del "Chapulín". Un fin de semana para el olvido, que comenzó a complicarse con la clasificación atípica del viernes.

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario