Sztajnszrajber volvió y 'Desencajó' a Olavarría

Este jueves en el Teatro Municipal más de 900 personas se dieron cita para ser testigos de la obra teatral "Desencajados" que encabeza el filósofo Darío Sztajnszrajber, y acompaña la voz de Lucrecia Pinto. El evento se realizó gracias a las gestiones de Gonzalo Bagú, a la Facultad de Ciencias Sociales y la colaboración del Municipio de Olavarría. La música de la filosofía en una noche lluviosa.

El profesor y filósofo Darío Sztajnszrajber, volvió a Olavarría por tercera vez, de la mano del Ministerio de Educación y a través de gestiones de Gonzalo Bagú y su colaborador, Eduardo "Chino" Correa, con conjunto con el Gobierno Municipal de Olavarría y la Facultad de Ciencias Sociales (UNICEN). En esta oportunidad con la presentación de la obra que encabeza y combina música con filosofía. "Desencajados" es un espectáculo que tiene la voz de Lucrecia Pinto y el acompañamiento de tres músicos - Guillermo Martel, Lucas Wilders y Juan Finger- sobre el escenario. El objetivo se mantiene, abrir la pregunta y permitirse ser atrapado por lor hilos filosóficos.

DSC_1710.JPG
Música, filosofía, baile, risas, silencios y un gran juego de lumínico. <br>
Música, filosofía, baile, risas, silencios y un gran juego de lumínico.
Ante más de 900 personas de distintas edades - y ambos sexos- Sztajnszrajber comenzó la obra 15 minutos después de lo acordado, con un paraguas sobre el escenario. Una vez más el profesor visitó la ciudad, y esta lo recibió con lluvia. Interpelado sobre estas otras oportunidades y la gran cantidad de personas que lo acompañaron este jueves en el Teatro, a diferencia de las anteriores, dijo "nada cambió, porque sigue lloviendo. La primera vez éramos 400 personas dialogando filosóficamente, en un espacio totalmente oscuro".

Sobre la obra puntualmente, contó que "esta vez vinimos con la obra, me parece que tiene otro alcance. Esto me parece que fue la posibilidad de abrirlo a un público más amplio, fue una propuesta teatral. Si lo mido en términos así de proceso, vamos expandiendo cada vez más el alcance de lo que hacemos a cada vez más gente".

DSC_1684.JPG
Se transmitió el disfrute desde arriba hacia abajo del escenario. Más de dos horas de filosofía y música. <br>
Se transmitió el disfrute desde arriba hacia abajo del escenario. Más de dos horas de filosofía y música.
Desencajados también tiene unos separadores que imitan el ruido de las notificaciones de la red social Twitter, y son el disparador de distintos tópicos que transcurren durante más de dos horas, entre música, bailes y silencio. El momento del silencio llega después de otro que es enérgico y álgido, y realmente genera ese rato para disfrutar.
  • Este hombre hincha fanático de Estudiantes de La Plata demostró que disfruta mucho pasearse sobre el escenario y seguir "divulgando" la filosofía.

Se lo acusa de ser uno de los responsables de poner esta rama del conocimiento de moda, y retruca "Canal Encuentro puso la filosofía de moda, a la matemática, a la historia... muchos de nosotros somos emergentes de un proyecto cultural, que esta fomentado y promovido por el Ministerio de Educación, por el Estado como una política publica que tiene un propósito, en este caso hacer de la divulgación una política".

DSC_1700.JPG
El evento fusiona filosofía y música, para lograr que el espectador pase por todos los estados de ánimo. <br>
El evento fusiona filosofía y música, para lograr que el espectador pase por todos los estados de ánimo.
Infoeme habló con Sztajnszrajber minutos después de terminada la obra que lo muestra bailarín, cómico e intérprete. Reconoce que tomó clases de actuación, desde hace tiempo porque también necesito cultivar ese lado para su programa "Mentira La Verdad", y lógicamente se une a la idea que tiene sobre la función de un maestro/profesor que debe "cautivar" a los estudiantes en una clase.

Sztajnszrajber "para mí la filosofía tiene una música, y para Lucrecia la música tiene un contenido. Entonces, entramos ahí jugar juntos".

Se lo vió muy relajado sobre y bajo el escenario, confesó que "acá -Olavarría- hice una actuación increíble, hoy estuve particularmente suelto". Al mismo tiempo, contó que sobre el escenario los sentimietnos le ganan. "Lloro, me emociono, me rio... paso por todos los estados de ánimo; es que es muy propio esto, somos nosotros. Lucrecia y yo por un lado. Ella desde la música, yo desde la filosofía ponemos en juego nuestra vocación. Y a los dos nos pasa lo mismo, para mí la filosofía tiene una música, y para Lucrecia la música tiene un contenido. Entonces, entramos ahí jugar juntos".

Darío Sztajnszrajber y Lucrecia Pinto DSC_1707.JPG
Darío Sztajnszrajber y Lucrecia Pinto, combinan a la perfección sobre el escenario, y se divierten. <br>
Darío Sztajnszrajber y Lucrecia Pinto, combinan a la perfección sobre el escenario, y se divierten.

Ellos juegan -y se nota la complicidad de la que hacen partícipe también a los presentes-, y nos invitan a los espectadores a compartir el universo filosófico entre notas musicales y microclimas creados a partir del pensamiento combinado con un gran juego de luces. Desencajados nació hace cuatro años pero no pasa de moda, como la filosofía, siempre vuelve.






Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario