Sibiglia: "Ojalá llegue a todas las mujeres que lo necesiten, pero dudo que se concrete"

El pasado miércoles, la Cámara de Diputados de la Nación aprobó una ley por la cual se crea un cuerpo de abogados para patrocinar en forma gratuita a víctimas de la violencia de género. Celeste Sibiglia, representante de Olavarría Despierta, habló con Infoeme sobre esta flamante ley, al mismo tiempo que analizó la problemática actual de abuso sexual en Olavarría.

La Cámara de Diputados convirtió en ley el proyecto por el cual se crea un cuerpo de abogados para patrocinar en forma gratuita a víctimas de la violencia de género. Fue aprobado junto con un paquete de iniciativas, en una sola votación, en la sesión del pasado miércoles.

La flamante ley permite que las mujeres que hayan sido agredidas en un contexto de violencia de género puedan ser asesoradas jurídicamente, sin costo.

En esta oportunidad, Infoeme dialogó con Celeste Sibiglia, una de las representantes de Olavarría Despierta, quien celebró la noticia con un poco de cautela: "La verdad que es muy importante que se haya logrado, el tema es que se pueda aplicar, porque las leyes están pero lo difícil es que se apliquen. Con el tema de los costos, los presupuestos, siempre tienen la excusa a la orden del día. Entonces hay que ver en la práctica lo que sucede. Ojalá se pueda aplicar en todos lados, que llegue a todas las mujeres que lo necesiten, pero a veces dudo de que se concrete".

Es puro bla bla. Como están en época de elecciones yo diría: "pongámonos contentos, pero no tanto y esperemos". Es lamentable, pero la realidad es esa. Apuran a sancionar leyes, para las cuales después no hay presupuesto, entonces estamos jodidos igual.

Aunque Olavarría Despierta es una Asociación Civil que lucha por los derechos de las niñas, niños y adolescentes y en contra del abuso sexual infantil, la violencia de género es un tema que también preocupa a sus integrantes. Por ello, Sibiglia sostuvo que espera que esta flamante ley "sea parte de un cambio real. A partir del 3 de junio se hizo una movida importante y se van viendo cambios, al menos sociales. La gran masa empieza a visibilizar. Pero me parece que es un paso importante, y esperemos que se pueda concretar".

Por otra parte, en relación a los casos que llegan a la asociación, Sibiglia lamentó que "tenemos entre 2 y 3 casos por semana, es un número alevoso. Y muchos casos llegan tarde, en el sentido de que en muchos de los casos que han llegado a nosotros no hemos podido representarlos porque ya han arrancado los juicios, se han presentado sin abogados".

"En otros no llegamos tarde, porque lo que hacemos es sostener y acompañar. A veces la gente, más allá de la situación particular, de lo que es el juicio, lo que necesita es el acompañamiento, de tener alguien que los escuche. En estas situaciones las familias quedan destruidas y mayormente las madres se quedan con los hijos y terminan separándose del resto, porque la familia elige no creer, defender al pedófilo. Lamentablemente, porque el daño que se hace en la psiquis de las criaturas y en toda su historia, porque les marca el camino de una manera tremenda, y nadie lo tiene en cuenta", subrayó.

Las adultas y los adultos que están alrededor de los pibes no se dan cuenta el daño que les hacen los pedófilos por un lado, pero el resto también invisibilizando, o apañando, o no creyendo.

En relación al apoyo que se brinda desde la Asociación, señaló que lo siente como "una gran cadena de favores. Nosotros éramos tres gatos locos al principio, ayudamos a otros tres, y esos tres a otros seis y somos cantidad de gente que en un punto ayudamos a otras personas. Porque empezamos a recorrer el camino juntos, con cosas cotidianas que nos sirven, y esa misma gente ayuda a otras personas. Entre todos también vamos fortaleciéndonos. Esta lucha es densa".

Finalmente subrayó que actualmente en Olavarría "llegaremos a los 50 casos denunciados, aproximadamente, pero hay muchos más. Lo que pasa es que la gente viene con la necesidad de contar, y no con el ánimo de denunciar. Porque por ahí son personas que lo han padecido en la infancia, y el pedófilo es el padre, entonces dicen 'está viejo, para que lo voy a denunciar, la mato a mi vieja y complico la vida a toda la familia'. Pero el dolor está y la angustia también."

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario