Servini de Cubría rechazó apartarse en la causa de Ignacio Guido

Así lo decidió la magistrada, “rechazando en consecuencia el planteo inhibitorio formulado” por el juzgado federal 1 de La Plata, que estaba a cargo del juez Manuel Blanco, quien falleció días atrás. “Desde los comienzos y por los elementos de convicción aportados por la propia querellante, quedó delimitada la competencia de este Tribunal para conocer en los sucesos delatados”, sostuvo la jueza.

-----------------------------

La jueza federal María Servini de Cubría resolvió mantener su competencia para investigar el caso por la apropiación de Ignacio Guido, el nieto olavarriense de la presidente de Abuelas de Plaza de Mayo Estela de Carlotto.

Así lo decidió la magistrada, “rechazando en consecuencia el planteo inhibitorio formulado” por el juzgado federal 1 de La Plata, que estaba a cargo del juez Manuel Blanco, quien falleció días atrás.

Blanco había reclamado la competencia del caso y además Carlotto presentó un escrito ante la jueza para dar su consentimiento al pedido de que pasara al Juzgado Federal Nº 1 de La Plata que ahora es subrogado por Adolfo Gabino Ziulu.

El viernes pasado, el fiscal Carlos Stornelli rechazó el traslado a La Plata porque se trata de una causa que tramita hace años ante la jueza Servini de Cubría, en la que quedaron formalmente imputados tanto el médico como los padres de crianza de Ignacio Hurban al realizarse un cambio de carátula.

La jueza repasó en su resolución de este lunes todas las medidas que se realizaron en la causa desde el inicio de la investigación, y recordó el sobreseimiento provisional que se había dictado en el caso, hasta que arrojó resultado positivo la individualización del nieto de Carlotto.

“Queda demostrado que desde el inicio de la causa fueron planteándose diferentes hipótesis delictivas las que luego de la realización de las pertinentes medidas de prueba, fueron descartadas, y llevaron a esta Magistrado a adoptar un temperamento expectante, el que fue consentido por ambos acusadores”.

Servini recordó que fue la propia querellante quien asintió desde el comienzo de la causa la competencia de la jueza, por datos que aportaron los representantes de Carlotto.

“Es decir que desde los comienzos y por los elementos de convicción aportados por la propia querellante, quedó delimitada la competencia de este Tribunal para conocer en los sucesos delatados”, sostuvo la jueza.

La jueza Servini de Cubria modificó la carátula de la causa por la apropiación de Ignacio Guido como “Hurban Clemente, Rodríguez Juana María, Sacher Julio Luis Alberto s/sustracción de menores de diez años, supresión del estado civil. Querellante: Barnes de Carlotto Enriqueta Estela, damnificado: Hurban Ignacio”, con lo cual se imputó a sus padres de crianza.

Se espera ahora que ante el conflicto planteado, la cuestión de competencia la resuelva la Cámara Federal.




Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario