"Ser reconocida es una doble satisfacción"

Victoria Maíz disfruta de uno de los mejores momentos de su carrera. En una entrevista con Infoeme contó qué se siente haber llegado al nivel que llegó y detalló las dificultades que atraviesa un deportista a la hora de competir en el alto rendimiento.

------------------------

La bochófila María Victoria Maíz cerró un gran 2014 el pasado lunes al recibir el título a la Mejor Deportista del Año en la ceremonia de los Premios Roberto Bo. Este miércoles charló con Infoeme y relató la satisfacción que se siente ser una de las mejores en su disciplina.

“La verdad que es un orgullo y una satisfacción haber conseguido esa distinción -por el premio en los Roberto Bo- porque creo que todos los deportistas se esfuerzan para conseguir lo mejor para sí mismo. Además ser reconocida es una doble satisfacción”.

Estar a la par de los deportistas extranjeros resulta difícil para los argentinos. Respecto a esto, la bochófila reconoce “es complicado desde lo deportivo porque en Argentina no se practica la Raffa Volo ni el Zervin, y cuando vamos a ese tipo de torneos damos muchísima ventaja. No es lo mismo practicar todos los días y no como nosotros que nos preparamos un mes o dos meses antes para ir a cuna competencia de esa magnitud.En lo económico tenemos la suerte que la Confederación Argentina, la Secretaría de Deportes de la Nación y el ENARD nos dan una mano muy grande en cuanto pasajes y estadías, y eso nos facilita mucho poder viajar”.

La brecha entre las modalidades que se practican en otros países se refleja también en la infraestructura. “No tenemos las canchas ni los elementos para poder competir y jugar este tipo de deportes. Acá se juegan bochas sudamericanas y en el resto del mundo son modalidades distintas, con reglamentos distintos, con un juego diferente, con otro piso y bochas pesadas y se complica muchísimo”.

Ante esto, Maíz reconoce que el merito es aún mas grande, y dijo “nosotros no podemos juntarnos a practicar entre compañeras. Cada cual practica en su ciudad. Sólo nos juntamos para ir a jugar el torneo. Dependemos de la buena predisposición de cada una. Este año tuvimos un montón de percances al llegar a China. Compañeras lesionadas, yo internada, y sobrepasarlo y jugar a algo que no estamos acostumbradas lo hace el triple de meritorio”.

Por último, la olavarriense reflexionó sobre sus comienzos en la disciplina. “Cuando empecé lo hice para jugar con amigas. Después los bonaerenses nos ayudó y nos gustó mas el deporte. En ese tiempo se ganaban viajes al exterior fuimos a Italia y España, y eso te entusiasma mas. Si no hubiera sido por los Bonaerenses no hubiera llegado a lo que soy hoy, pero el camino siempre es duro. De pensar a serlo, había un trecho inmenso”, culminó.



Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario