Se realizó el Seminario de Redacción y corrección de textos jurídicos

Fue la semana pasada en la sede del Colegio de Abogados. Fue dictado por la docente Claudia Ané, de la ciudad de Bolívar.

------------------------------

Los días miércoles 12 y jueves 13 de marzo en el Colegio de Abogados de Azul se ofreció un Seminario sobre “Redacción y corrección de textos jurídicos” coordinado por la profesora de la ciudad de Bolívar Claudia Ané.

En esta oportunidad de capacitación participaron abogados y estudiantes de Derecho de distintas localidades del Departamento Judicial de Azul.

En la oportunidad, la Profesora Claudia Ané fue presentada por el Dr. David E. Cordeviola, presidente de la entidad organizadora, quien hizo hincapié en la importancia de la actividad destinada a mejorar las habilidades de redacción de textos jurídicos.
En una entrevista momentos antes del inicio, la especialista comentó que el Seminario “es una propuesta del Colegio de Abogados de Azul que tiene como objetivo mejorar la redacción, otorgarles a los profesionales que participarán diferentes estrategias de redacción para escribir claro, eficazmente y además ofrecerles cierta capacitación para que puedan autocorregir los propios textos que producen”.

Luego respondió sobre los errores más habituales en la redacción jurídica y dijo que “tienen que ver con la mala puntuación, un empleo excesivo de los gerundios, confusión en los tiempos verbales, ideas que no son expresadas con claridad, es decir, problemas de vaguedad y de ambigüedad”.

A continuación se le preguntó sobre cuáles son las particularidades de los textos jurídicos y al respecto expresó que “el discurso jurídico debe ser especialmente claro y estar bien pautado, prestar atención en la uniformidad en el texto y en los criterios que se utilizan. Si voy a encabezar todos los textos con negritas y con un cierto subrayado debe conservar uniformemente estas características para que sea más preciso mi discurso. Todas estas estrategias son las que vamos a trabajar en el Seminario con ejemplos de textos jurídicos”.

La profesora invitada en esta ocasión resaltó la importancia de actividades como este Seminario a la hora de la práctica profesional tanto de los abogados como también de los operadores judiciales porque “cuanto más claras están expresadas las ideas uno obtiene mejores resultados en menos tiempo”. Y agregó:“El discurso jurídico es un discurso argumentativo que parte de una tesis que se llama objeto por el cual después tienen que defender la tesis inicial con argumentos válidos. Tienen que ser bien expresados, con claridad, para convencer al juez con lo que está fundamentando”.



“A la hora de expresar ideas es fundamental la puntuación, tanto así como la selección del vocabulario. Es muy importante la selección de sustantivos, verbos, adjetivos, posicionamiento de las palabras en la oración que hace a la importancia que le doy si ubico tal sujeto como sujeto o como objeto, la selección de los verbos, la adjetivación que le agrego, es muy importante la construcción de la frase”, explicó la profesional.
En relación con educación y especialmente con la enseñanza de la lengua consideró que no sólo en la escuela se debe fortalecer los conocimientos sobre redacción sino también “a nivel universitario en Derecho es necesario seguir aprendiendo con algún taller como para comenzar a redactar correctamente lo que van a ser en un futuro las demandas y escritos jurídicos que van a presentar y para superar las debilidades y el déficit que se tenga en cuanto a las habilidades necesarias a la hora de escribir”.

Sobre las sugerencias que podría destacar expresó que “es necesario tener en cuenta que a escribir se aprende escribiendo, releyendo, hay que corregirse y rehacer, revisar los textos y si es necesario reescribirlos. Y es fundamental consultar libros. No se puede escribir sin consultar libros como un diccionario. En estos momentos está la posibilidad de consultar muchos sitios web que aportan una amplitud de sinónimos en el campo semántico como para mejorar el vocabulario y no repetir las palabras”.

Más adelante acerca de las nuevas tecnologías y el impacto a la hora de redactar textos opinó que “las TICs aportan una ventaja maravillosa ya que, por ejemplo, permiten corregir el texto sobre la marcha y rápidamente. Uno tiene ahora la posibilidad de producir textos con mayor velocidad pero el problema es que la escritura se convirtió en más fragmentaria”.

“Con Internet es invalorable el acceso a la gran biblioteca universal. El problema en el que se debería trabajar no sólo es la fragmentación sino también el copio y pego, porque de lo que yo encuentro en Internet tengo que elaborar a mi estilo, ya que me puede servir como un ejemplo de cómo escribirlo pero le tengo que dar mi impronta personal con coherencia y cohesión y citar correctamente las frases bibliográficas que sean necesarias”, añadió la Profesora Claudia Ané.

Finalmente se le preguntó sobrequé piensa de las nuevas prácticas con redes sociales y demás espacios de expresión en la Web, ya que queda en evidencia que ha cambiado la forma de escribir:“Todo se ha convertido sobre la base de Internet y de la rapidez, hasta la escritura. Si vemos los párrafos del Quijote son larguísimos, llenos de oraciones subordinadas inacabables y quizás una oración tiene diez renglones. Hoy en día la rapidez de Internet, de las pantallas e imágenes que cambian y circulan continuamente, de los jóvenes conectados y de la vida rápida ya lleva a que la escritura también sea rápida, oraciones, párrafos y palabras breves, y una reducción en el vocabulario empleado”, observó por último.




Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario