Se presentaron las primeras exponentes de nado sincronizado

Fue en la tarde de sábado en un natatorio climatizado de Av. de los Trabajadores. Ocho deportistas dirigidas por la profesora Silvina Burga saltaron a escena con menos de cuatro meses de iniciada la actividad.



--------------------------------

En la tarde de sábado se vivió una jornada de nado sincronizado en la ciudad de Olavarría, con la participación de ocho deportistas locales, bajo la dirección de Silvina Burga, que llevan menos de cuatro meses de iniciada la actividad.



Realizaron siete esquemas individuales, en duplas o en equipos, que deleitaron al público presente. Las nadadoras participantes fueron Amanda Ormazábal, Rocío Sbardolini, Stefanía Colman, Sofía Senise, Sofía Clemente, Constanza Mazzei, Morena Mendía y Ursula Vivas.





El deporte combina tres disciplinas: natación, gimnasia y danza, se practica desde 1900 y en Los Angeles 1984 se incorporó al programa olímpico, pasando a ser una de las disciplinas más fuertes en cuanto a convocatoria. En Argentina se practica desde hace 40 años y fue en los pasados Juegos Olímpicos de Londres 2012 donde se concreta la primera participación albiceleste. En Olavarría es algo totalmente novedoso.

La profesora Silvina Burga tiene experiencia en la Escuela de Nado Sincronizado “Agua en Movimiento” que también fue pionera en Villa María (Córdoba). Ahora ha constituído Armonia Nado Sincronizado, con funcionamiento en los natatorios Indigo y Midley.

“Las chicas que han formado parte de mis escuelas se caracterizan por su familiaridad con el agua y por tener creatividad, son los primeros pasos en Olavarria, pero hay mucho entusiasmo y sobran las ganas”, dice Silvina en la antesala de camarines de Indigo, cuando las aguas se aquietaron y las niñas reciben las salutaciones de familiares y amigos.

“Hace cuatro años que estoy en la disciplina y fui descubriendo que tengo pasión por la misma. Empieza como un juego, se le da cierto orden y el abanico de posibilidades es muy amplio para desarrollar. Eso sí, requiere constancia, espíritu de grupo, compromiso y muchas ganas de aprender”.

“Hicimos el primer encuentro para que esto se conozca y a la vez juntar algún fondo para viajar al encuentro de escuelas en Córdoba, por el tiempo que le hemos dedicado estoy muy conforme y feliz, porque veo que ellas disfrutan”.



Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario