Se cumplen 20 años del sangriento motín de Sierra Chica

La tarde del sábado 30 de marzo 1996, un grupo de presos tomó la Unidad Nº 2. Apodamos los "Doce Apóstoles" protagonizaron la violenta revuelta que mezcló horror y canibalismo.



Hace 20 años un levantamiento en el penal de Sierra Chica desencadenó uno de los motines más sangrientos de la historia carcelaria Argentina.

La banda liderada por Marcelo Brandán Juárez y Jorge Pedraza encabezó, durante ocho días, la rebelión de unos 1500 presos. Los líderes fueron apodados los "Doce Apóstoles" por llevar a cabo la revuelta durante Semana Santa.

Durante el motín hubo diecisiete rehenes, entre ellos una jueza y su ayudante y siete reclusos muertos.

Todo comenzó cuando los amotinados se dirigieron hacia la entrada principal y cuando un efectivo penitenciario comenzó a disparar usaron como escudo a los guardiacárceles que habían apresado, algunos de los cuales resultaron heridos.

Al frustrarse la fuga, el grupo se replegó al interior del penal. Tomó rehenes y atacó a integrantes de una banda rival, varios de los cuales fueron muertos, descuartizados e incinerados en el horno de la panadería. Posteriormente hubo versiones de que habían preparado empanadas con restos humanos.

Recién a los 8 días los 12 Apóstoles se entregaron a las autoridades a cambio de ser trasladados a la cárcel de Caseros, ubicada en la ciudad de Buenos Aires.


Embed

En abril de 2000 24 de los involucrados fueron a juicio. Allí, 17 detenidos recibieron condena (seis a reclusión perpetua, ocho a 15 años de prisión, dos a 12 años y uno a 6 meses), mientras que los restantes terminaron siendo absueltos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario