¿San Vicente Sur o Far West?

Un vecino denunció amenazas y violencia por parte de tres personas luego de actuar como testigo en un acta de infracción. También reitera su reclamo por el estado de las calles de su barrio.


-------------------------

Toda persona que debe transitar con algún vehículo por la calle Cortés entre Rivadavia y la Avenida Pringles puede creer que el título es por el estado de la calzada. No es por eso.

Motivado por el avanzado deterioro de tal tramo de nuestra calle, comencé un reclamo ante Control Municipal para que controlaran el tránsito de camiones de gran porte, hace ya más de seis meses.

Durante todo este tiempo ejecuté una empecinada y meticulosa acción. Ésta incluyó unas cuantas denuncias, una infinidad de llamados telefónicos, otras tantas visitas a las oficinas de control de tránsito, la iniciación de un expediente por mesa de entradas y múltiples solicitudes de entrevista con el señor director de Control Municipal que nunca fueron posibles. Hoy comenzó a aparecer algún resultado. No es el que esperaba.

En la mañana del 19 de diciembre de 2013 fui amenazado por tres personas, dos hombres que dijeron ser hermanos y una mujer que dijo ser la madre de ambos hermanos. Se presentaron como propietarios de un camión estacionado en un lugar no permitido.

Aproximadamente a las 08:30 horas me encontraba en la calle Cortés entre Lamadrid y España actuando como testigo en la redacción de un acta de infracción por estacionamiento indebido de un camión, cuando apareció uno de los hombres y su madre y, en presencia del inspector municipal, amenazaron con golpearme y dispararme tiros, incluso el hombre me dijo que yo iba a aparecer en un zanjón. También ambos amenazaron con dañar mis propiedades a tiros.

Luego de que el inspector se fuera, volvió a aparecer el mismo hombre ahora acompañado por su hermano, y nuevamente amenazándome con dispararme tiros a mí y a mis propiedades si seguían recibiendo nuevas multas por tal infracción de tránsito.

Estimo que debido a mi pasividad ante las amenazas, todo terminó allí.

Tengo miedo. Pero también la decisión de seguir reclamando ante las autoridades para que controlen el cumplimiento de las normas vigentes.

No estoy motivado por animosidad alguna ante nadie en particular. Solamente pretendo que unos pocos no dañen lo que es propiedad de todos, utilizándolo indebidamente.

Héctor Omar Barcelona
Lamadrid 1418
D.N.I.: 11.967.865
Tel.: 422096



Fuente:

Deja tu comentario