Robledo Puch seguirá preso en Sierra Chica

El mayor asesino serial del país permanecerá detenido luego que la Corte Suprema de la Provincia rechazó intervenir como "tribunal originario". El defensor oficial había solicitado su libertad condicional por "agotamiento de pena".


La Corte Suprema de Justicia de la provincia rechazó intervenir como "tribunal originario" en un pedido del mayor asesino serial de la historia del país, Carlos Robledo Puch, por el tiempo de detención que lleva cumpliendo en la cárcel de Sierra Chica, donde purga una condena a prisión perpetua impuesta por una serie de crímenes en los años 70.

"La presentación no constituye acción o recurso alguno que habilite la competencia ordinaria o extraordinaria de la Corte Suprema", sostuvieron los jueces Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda, ante el planteo de la defensa oficial de Robledo Puch.

El condenado, quien lleva más de cuarenta años en la cárcel, intentaba obtener su libertad condicional, lo que ha sido negado hasta ahora por la justicia. La defensa de Puch entiende que luego de haber estado más de dos tercios de su vida en prisión -tiene 63 años y está preso desde que tiene 20-, los jueces que intervienen en su causa lo mantienen en un "limbo de indeterminación".

Según el periodista especializado Mauro Szeta, a Puch lo sentenciaron a reclusión perpetua por tiempo indeterminado por 11 homicidios, 17 robos y una violación, entre otros delitos. Y no es su brutalidad homicida lo que está en discusión, la aplicación de la pena tampoco. Lo que se discute desde hace varios años es precisamente si se agotó el tiempo que tiene que estar preso según la normativa vigente.

Lo cierto es que desde lo estrictamente jurídico, el múltiple asesino terminó de cumplir su pena hace 8 años. Es más, si se le hubiese computado la pena con la ley del 2 x 1, llevaría más años de cárcel que de edad. El cálculo es el siguiente: Robledo Puch tiene 61 años, y el cómputo con el 2 x 1 arroja más de 70 años de cárcel cumplidos.

Para el defensor de Puch, Juan María Villaga, la pena se agotó a los 35 años de cárcel cumplidos. Es cierto que en la Argentina la perpetua como cárcel para siempre no existe. "Con este cálculo, hace 8 años que Robledo Puch agotó la pena, pero sistemáticamente todos los tribunales le buscan el pelo al huevo para dejarlo adentro", se quejó reiteradas veces.

Fuente: Ámbito.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario