Represores pidieron no declarar pero hablaron frente al Tribunal

Tras la ampliación de las imputaciones se sentaron frente a los jueces Walter Grosse y Aníbal Ignacio Verdura. Grosse dijo que no iba a declarar pero señaló que no le quedaba claro el desdoblamiento de la causa y que las explicaciones de las imputaciones las iba a presentar su abogado en los alegatos. Verdura indicó que fue relevado en septiembre de 1977 y que los operativos realizados no estuvieron bajo sus órdenes. Los días 3 y 4 de diciembre serán los alegatos.

--------------------

Luego de las inspecciones a tres centros clandestinos y tras conocerse las ampliaciones de la imputación contra tres represores, este miércoles se retomaron las audiencias en el juicio de Monte Peloni.

El Tribunal ofreció a dos de los acusados, Walter “Vikingo” Grosse y Aníbal Ignacio Verdura la posibilidad de prestar declaración. Si bien se negaron formalmente, hablaron brevemente frente a los jueces para hacer algunas “aclaraciones”.

El primero en sentarse en el banquillo, fue Walter Grosse, quien ya había testificado a comienzo del juicio.

Señaló que no iba a declarar pero expresó que no le quedaba claro el desdoblamiento de la causa – Monte Peloni 1 y 2- y manifestó que las explicaciones sobre las imputaciones de los homicidios las iba a presentar su abogado durante los alegatos.

Por su parte, Aníbal Verdura, dijo que tenía problemas auditivos. Luego indicó que fue relevado en septiembre de 1977 y que los operativos realizados no estuvieron bajo sus órdenes ni el de su regimiento.

Luego se exhibió un vídeo del programa televisivo de Rodolfo Graña donde habla Walter Grosse y donde se observa una agresión a un periodista y se ingresaron documentos de la defensa ingresados como prueba.

Ahora se pasó a un cuarto intermedio hasta el los días 3 y 4 de diciembre donde se llevarán a cabo los alegatos.


Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario