Rechazan el intento de fragmentación del Colegio de Ingenieros de la provincia

Desde el Departamento de Ingeniería Agronómica del CIPBA advirtieron que las versiones sobre la creación de un Colegio de Ingenieros Agrónomos solo generan confusión y desconocen el intenso trabajo que se realiza en defensa de la profesión.

A través de un comunicado difundido esta semana, el Departamento de Ingeniería Agronómica rechazó "los intentos de fragmentar y debilitar la defensa del ejercicio profesional que se promueve desde algunos sectores a través de la creación de un nuevo Colegio".

Desde la entidad profesional consideraron que es planteos desconocen los esfuerzos que se han relizado para jerarquizar la figura del ingeniero bonaerense en general y del ingeniero agrónomo bonaerense en particular y "solo suman a la confusión de los matriculados que necesitan la certeza de que la institución que los nuclea está a su servicio".

El duro mensaje se emitió como respuesta al documento producido luego de la reunión organizada por con Consejo Profesional de Ingeniería Agronómica (Cpia) y la Asociación de Ingenieros Agrónomos del Norte de la provincia (Aianba) en la ciudad de Azul a principios de este mes, según el cual hubo "unanimidad" para avanzar con la creación del nuevo colegio.

"La decisión no solo "no" fue unánime, sino que durante el mencionado encuentro, referentes de distintos puntos de la provincia plantearon serios cuestionamientos al proyecto presentado" aclararon desde el CIPBA

Manifestaron también preocupación porque la propuesta difundida "desconoce el funcionamiento de la CAAITBA y propone que la nueva entidad no sea aportante, en lo que constituye no solo un vicio de ilegalidad, sino un serio elemento de desprotección para la seguridad social de matriculados ya que promueve un aporte como empleado o autónomo".

En este sentido el Ing. Agrónomo Alejandro Bonadeo, Presidente del Departamento de Ingeniería Agronómica del CIPBA, explicó que "un Colegio que nuclea a todas las ramas de la ingeniería es la mejor forma de ejercer la defensa del ejercicio profesional" y manifestó que todo intento de fragmentación debe entenderse también como "una estrategia nacional de algunas entidades que pretender quebrar la defensa de los intereses de los ingenieros de todo el país".

Otro de los puntos muy cuestionados en el borrador el proyecto es el que establece un mínimo de 500 profesionales que deberían matricularse para poner en funcionamiento a la entidad, lo que fue interpretado por muchos como un interés meramente recaudatorio, alejado de las verdaderas funciones que una entidad profesional debería tener. Sobre todo si se tiene en cuenta el comienzo de las actividades de algunos Colegios de los denominados "chicos" como el de obstétricas o el de traductores, que comenzaron su funcionamiento con muchos menos matriculados pese a lo cual no tuvieron inconvenientes para su desenvolvimiento.

El comunicado del CIPBA, finaliza con una "condena a cualquier intento de profundizar este proyecto que constituye una verdadera falacia que solo conseguiría generar confusión entre los profesionales, y por eso desde este Departamento, integrado por profesionales de todos los distritos, ratificamos una vez más nuestro orgullo de ser la única entidad legítimamente habilitada para representar a los ingenieros agrónomos de la provincia de Buenos Aires".

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario