Raúl Lavié cautivó al público en el Complejo París

Fue el primer recital que se realizó en el espacio multicultural, tras su inauguración en febrero. Un importante marco de público brindó a Lavié un inmejorable recibimiento para que “el negro” muestre su tremendo caudal de voz en la sala donde “aún quedan los ecos de la de Carlos Gardel”, expresó el artista. Galería de imágenes.

-----------------

Este sábado el Complejo París inauguró su sala de la mano del cantante Raúl Lavié, quien cautivó al público en un recorrido por los mejores clásicos del tango. El espectáculo comenzó puntualmente a las 21:30 con dos tangos instrumentales de la orquesta, que tuvieron el acompañamiento de los chicos de nuestra ciudad de El Fulgor, invitados en el show.

Carismático, sumamente profesional, amable, sencillo y amigo de todos fue la impresión que dejo el cantante en su paso por Olavarría. Tras el show atendió a los presentes, se sacó fotos y hasta les cantó a capella a los bailarines de El Fulgor para que filmen un video.

Algunos de los tangos y canciones que quedarán por siempre en el recuerdo de los olavarrienses que concurrieron al Complejo Paris serán “Barrio de Tango”, “Tinta Roja” y “Naranjo en Flor”, los tres emblemáticos que utilizó para entrar en clima y levantar a la platea de entrada.



“Es un honor para mi cantar e inaugurar la sala que aún conserva los ecos de una leyenda: Carlos Gardel,” dijo Lavié y acto seguido homenajeó a las mujeres en su día con “El día que me quieras”, “Volver” y “Mi Buenos Aires querido”.

Luego llegaron brillantes interpretaciones de “Toda mi vida”, “La ultima curda” y “Como dos extraños” para incursionar en otros estilos. “Balderrama” “Nada”, “Vengo a ofrecer mi corazon”, “Las golondrinas”, “Calle angosta”, y “Santafesino de veras”.

El tango volvió con brillantes interpretaciones finales de “Garúa” y “Balada para un loco” entremezcladas con “Honrar la vida”, “A mi manera” y “La bicicleta blanca” para cerrar en un bis inolvidable como fue la versión a capella de “Los mareados”, poniendo a prueba la excelente acústica de la sala.

Fue el primer show que se realizó en el Complejo Paris y en la sala donde se impuso el nombre “Carlos Gardel”. Finalmente, el público elogió el show, la sala y el impecable sonido y luces que posee el complejo que ya forma parte de los espacios para que la cultura y el arte también brillen en la ciudad.





Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario