Provincia analiza implementar Boleto Estudiantil pero con alcance limitado

Regirá en una primera etapa para alumnos primarios y secundarios de escuelas públicas. En principio quedarían afuera los estudiantes universitarios.


Luego que la oposición denunciara "maniobras dilatorias" por parte de su administración, la gobernadora María Eugenia Vidal y un equipo de sus ministros trabajan por estas horas en la implementación del sistema de Boleto Estudiantil en la Provincia, con la idea de poner en marcha el beneficio en los próximos meses a través de un esquema "reducido" y "progresivo".


Así lo confirmaron fuentes del Ejecutivo y del oficialismo en la Legislatura. Según trascendió, en los ministerios de Infraestructura, Educación, Arba y en el área de Transporte tienen avanzado un esquema para reglamentar la ley impulsada por los bloques del kirchnerismo y sancionada el año pasado por unanimidad en las dos cámaras, aunque con un recorte del universo de beneficiarios que podrían acceder a los viajes gratuitos en el transporte público.


El gobierno de Vidal viene postergando la firma del decreto reglamentario de la norma con el argumento de que el Boleto Estudiantil es "insostenible en términos fiscales", especialmente en un contexto de fuertes restricciones financieras, marcado por el reclamo de la Provincia para la restitución del total del Fondo del Conurbano. La demora generó fuertes reclamos desde sectores de la oposición e incluso de los bloques aliados en la Legislatura, como el Frente Renovador. "Nuestro mensaje es claro: es necesario que la ley se reglamente como sea, que se aplique en los términos que quiera la gobernadora Vidal, pero que se ponga en marcha sin más retrasos", dicen fuera de micrófono referentes del massismo en la Legislatura.


Según trascendió, será sólo para los alumnos de primaria y secundaria que concurran a escuelas públicas

La demora en su instrumentación también disparó protestas de parte de agrupaciones estudiantiles.


En ese marco, en el Ejecutivo decidieron avanzar con el Boleto a través de un esquema reducido que vaya sumando beneficiarios en forma progresiva. Según trascendió, la inversión estimada para ponerlo en marcha este año ronda los 200 millones de pesos.


La ley votada el año pasado habilita a estudiantes bonaerenses de todos los niveles y de establecimientos públicos y privados viajar de forma gratuita en colectivos, trenes y transporte fluvial (para quienes vivan en el Delta bonaerense). También a alumnos de los institutos de formación profesional y bachilleratos populares. De acuerdo a la ley, el boleto sería gratuito y podrá ser utilizado durante los días hábiles del año escolar, cubriendo la totalidad de las actividades educativas. Además, la norma preveía un cupo de pasajes gratuitos de larga distancia para los estudiantes del interior provincial.


"Con ese esquema, ni siquiera es posible calcular cuál es el costo necesario para ponerlo en marcha", afirmaron desde el oficialismo.


Por eso, la idea es aplicarlo este año sólo para un grupo de beneficiarios. Según trascendió, será sólo para los alumnos de primaria y secundaria que concurran a escuelas públicas. En el caso de las privadas, sólo alcanzará a los estudiantes de escuelas que tengan más del 80 por ciento de subsidio estatal.


Ese esquema deja, en principio, afuera a los estudiantes universitarios. Con todo, en el Ejecutivo explican que la idea es que a partir de 2017 comiencen a ser incorporados progresivamente, en un esquema en el que se exigirá periódicamente constancias de regularidad en los estudios, que para los casos de alumnos primarios y secundarios se constatará a través de los Consejos Escolares.

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario