Prototipo de Ingeniería será utilizado para exploración de la plataforma submarina del país

Se trata del Ictiobot, un vehículo autónomo submarino presentado en 2012, que luego de un contrato firmado entre una empresa tecnológica nacional y la UNICEN, será renovado con requerimientos de tecnología e innovaciones para la exploración en profundidades.

En la jornada de este viernes, en conferencia de prensa, autoridades de la Facultad de Ingeniería de nuestra ciudad anunciaron, con orgullo, la contratación de la empresa Y-Tec – una empresa de tecnología vinculada al Conicet e Ypf – a la Universidad Nacional del Centro, para la construcción de un submarino autónomo.

El responsable de esta ejecución de este proyecto es el Dr. Gerardo Acosta, que es el Director del Grupo de Investigación y Desarrollo INTELYMEC, quien acompañó al Decano de la Facultad, Marcelo Spina y al director del departamento de electromecánica Roberto De la Vega en la explicación de algunos detalles del contrato firmado.

Spina manifestó que "es un orgullo muy importante haber recibido esta contratación directa, en función que demostramos que no sólo somos pertinentes como formadores de recursos humanos, comprometidos con la extensión universitaria, sino también que desde la investigación científica y tecnológica, que va derramando en forma permanente este conocimiento para desarrollo nacional, y este es un ejemplo concreto de una aplicación de un desarrollo científico tecnológico al servicio de una empresa del Estado".

DSC_0013.JPG

Acosta sostuvo que "es un tema que tiene algún tiempo de gestación, que surge a raíz de los trabajos de investigación y desarrollo que ya venimos haciendo por más de 10 años en la temática de robótica móvil autónoma en el grupo".

El doctor recordó que "en 2012 presentamos en sociedad a un prototipo de vehículo autónomo submarino, el Ictiobot. A partir de eso esta actividad tuvo cierta visibilidad a nivel nacional, y con la formación reciente de la empresa Y-Tec, que tiene muchos requerimientos de tecnología y de realizar servicios tecnológicos, eso ha movilizado un montón de proyectos, sobre todo aquellos que tengan que ver con el desarrollo de tecnología nacional".

La apuesta de Y-Tec en este caso es desarrollar esta tecnología y apoyar el desarrollo que se viene haciendo de esta tecnología en el país.

Con respecto al prototipo detalló que "es un vehículo que va a tener una posibilidad de navegación en forma autónoma, con autonomía en cuanto a energía y a capacidad de tomar decisiones, prácticamente sin intervención humana. El requerimiento de la empresa es que se pueda tener un vínculo, entonces lo que vamos a hacer es al robot que ya habíamos desarrollado, darle la posibilidad de comportarse como un hibrido entre un robot autónomo y un robot que puede ser operado por control remoto desde la superficie".

El objetivo es lograr un vehículo que tenga un alcance de aproximadamente 1000 metros de profundidad que va a ser de uso exclusivo de Y-Tec. Y en este caso, el prototipo va a ser utilizado para la exploración de la plataforma submarina de nuestro país.

Con respecto al vehículo de 2012, Acosta manifestó que el actual tendrá "muchos cambios. Es un desafío como estar empezando desde cero. Es un proyecto estimado en una ejecución inicial de un año. La gran diferencia es la profundidad que va a soportar, que eso requiere una tecnología, desde el punto de vista mecánico, muy desarrollada. Fundamentalmente todo lo que hace a compartimentos estancos a los propulsores y los conectores, que tienen que funcionar a esa profundidad, son desarrollos tecnológicos que requieren de mucho tiempo previo".

Nosotros en el grupo de investigación estamos centrados en el desarrollo del soporte electrónico y todo lo que tiene que ver con la programación de estos robots, todo lo que es la algorítmica para que el robot se comporte de forma autónoma, respecto de la toma de decisiones, frente a situaciones imprevistas.

Los participantes en este proyecto serán alrededor de 12 personas con carga horaria fija: "Del grupo de investigación, hay una buena combinación de docentes investigadores, becarios de doctorado, participa un becario que está haciendo un posdoc, y alumnos de grado, que muchos con sus proyectos de fin de carrera colaboran en algunos aspectos del desarrollo del prototipo. Y todo lo que se ha avanzado en ese sentido va a ser incorporado a este nuevo prototipo que ya tiene que tener una característica de productor industrial, estamos saliendo del prototipo de laboratorio para tener algo que sea un producto industrial".

"El otro tema que es un desafío para el grupo, porque venimos trabajando desde hace tiempo en este tema, incluso con los otros prototipos del Pampa Solar, que nos sirvió de banco experimental para todo lo que es el almacenamiento de energía con baterías de litio, y toda la electrónica que requiere para la carga y descarga de esas baterías. Toda esa energía también la vamos a aprovechar, pero necesitamos disponer de mucha potencia para darle más autonomía", indicó.

Las pruebas iniciales de poca profundidad pensamos hacerlas en canteras de la zona, en el puerto de Quequén y para mayores profundidades tenemos un convenio con un Instituto Nacional de Desarrollo de Investigación Pesquera, en Mar del Plata, para realizar allí la salida al mar.

Finalmente, destacó que "a la tarea cotidiana de formar gente, de investigar, de avanzar ciertos temas vinculados entre sí y que todos los que forman parte de la Facultad realizan un aporte, ese círculo virtuoso se ve perfeccionado en este momento".

"La universidad como tal demuestra que no solo en la región está haciendo la formación de recursos humanos, sino que también colabora con el desarrollo nacional y eso es muy importante para una universidad de gestión pública", agregó Spina.

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario