ProCreAr: Provincia le contestó al Municipio por los terrenos

El Sub Administrador del Instituto de la Vivienda, José González Hueso, le respondió al intendente José Eseverri, quien intimó al organismo provincial a devolver los terrenos del Pikelado y Loma Negra que serán destinados a beneficiarios del plan. “La intimación es absurda, sólo tiene motivaciones políticas y de sacarse la responsabilidad de encima”, lanzó el funcionario olavarriense.

---------------------------------------

Con fuertes cuestionamientos, el Sub Administrador del Instituto de la Vivienda, José González Hueso, le respondió al intendente José Eseverri, quien intimó al organismo provincial a devolver los terrenos del Pikelado y Loma Negra que serán destinados a beneficiarios del Pro.Cre.Ar.

“Que los adjudicatarios se queden tranquilos que la actitud del Intendente no va a interferir para nada en la devolución de las tierras, y me pongo a disposición de ellos para aclarar todas las dudas que tengan”, dijo González Hueso, y opinó que “la intimación es absurda, sólo tienen motivaciones políticas y de sacarse la responsabilidad de encima”.

“La devolución”– continuó– “ya está resuelta por el Instituto y todos los antecedentes en Escribanía de Gobierno. En esto se ve la mala fe del Intendente, porque trabajamos y seguimos gestionando mucho para que esto se concrete e incluso salvamos errores de la Municipalidad que hubieran demorado más los trámites”, lanzó el funcionario.

El Pikelado

En este sentido especificó que el proyecto de Ordenanza que envió el Departamento Ejecutivo al Concejo Deliberante en noviembre pasado para autorizar la venta de terrenos tenía “un error importante”: “lo correcto era pedirnos que dictemos la resoluciones necesarias, y además la causal de revocación que invocaban estaba mal aplicada. Cuando fueran a inscribir el dominio de esa manera no iban a poder, con lo cual hubieran perdido meses en trámites inútiles. Chequeamos nuestro criterio con Asesoría de Gobierno y el propio Registro de la Propiedad, que estuvieron de acuerdo, y por intermedio de nuestro Bloque propusimos una modificación que fue votada. Con esto le evitamos un error grave al Municipio que iba a hacer perder mucho tiempo y perjudicar a los beneficiarios”, sostuvo el Sub Administrador.

Para achicar más los plazos y por una idea de los propios adjudicatarios, “le propuse a la ANSES, al Municipio y a escribanía hacer los traspasos del Instituto a la Municipalidad y de esta a la ANSES en forma simultánea, para ahorrar mucho tiempo en hacer dos actos e inscripciones separadas” agregó González Hueso

Continuando con el trámite dijo que el Instituto “dispuso la devolución y la mandamos a Escribanía para hacer las escrituras. En el Pikelado se retrasó porque había cuestiones previas a resolver por la Municipalidad y el PRO.CRE.AR, relativa a la tasación, a las obras de infraestructura y al inconveniente que surgió porque la Municipalidad se apuró a sortear los terrenos cuando quien tenía que sortearlo era ANSES.”

“En escribanía está todo listo para la transferencia del Instituto a la Municipalidad. Como el sorteo que hizo el Municipio no es válido para el PRO.CRE.AR, estos terrenos se van someter a dos operatorias diferentes: a los sorteados por el Municipio éste les vende el terreno y el PRO.CRE.AR les otorga un préstamo para Compra de Terreno más Construcción, y por otro lado quedan 175 lotes que el Municipio le vende al PRO.CRE.AR para que este urbanice y venda a cada adjudicatario. Lo que falta para concretar las operaciones es la documentación para la segunda escritura, ya sea del Municipio a cada adjudicatario o al PRO.CRE.AR. así que hoy me comuniqué con este y Escribanía para que resuelvan si se hace esta segunda escritura y, en ese caso, que cada parte, incluida la Municipalidad, acompañe la documentación que falte.”
Hicimos todo lo que teníamos que hacer, le evitamos errores al Municipio e hicimos propuestas para reducir los plazos, así que esta intimación de retardo de Eseverri lo que único que busca es tapar su propia ineficiencia”, atribuyó el funcionario provincial.

Loma Negra

La devolución de estos terrenos es una situación bastante similar al Pikelado, relató José González Hueso, “pero cuando Escribanía pidió las partidas para hacer las escrituras, encontró una interdicción que impedía transferirlos hasta tanto no estuvieran construidas las viviendas y la infraestructura, esto derivado de la Ley de Uso del suelo provincial. Para solucionar el inconveniente, le pedí al Intendente una nota de adhesión a la Ley de Hábitat y con eso el Subsecretario Social de Tierras, Urbanismo y Vivienda solicitó a Geodesia el levantamiento de la interdicción, Geodesia la otorgó en agosto, y luego lo remitió a ARBA para que registre el levantamiento, y también hice las gestiones necesarias en ARBA para acelerar el proceso, y este lunes lo levantaron.”

Pero en estos terrenos la inacción y errores del Municipio fueron mayores, dijo González Hueso “la Ordenanza que revocó la donación es de 1.994, o sea que dejaron pasar 20 años para pedir la devolución que ahora apuran por carta documento. Y cometieron el mismo error que con el Pikelado, en noviembre de 2013 nos notificaron que por esta Ordenanza se había revocado la donación. Le pedí a la Municipalidad que diera más precisiones –por mail, fax y por escrito– y nunca contestaron, hasta que en la primera reunión que tuvimos este año por la continuación de las 120 viviendas del Pikelado les reiteré personalmente el pedido, y ahí me dijeron –perdieron varios meses– que estaban tramitando la revocación con un escribano particular de Loma Negra. Les avisé que por esa vía no iban a poder restituir el dominio, y entonces hicieron el pedido que hacía falta. Dejaron pasar veinte años para iniciar la devolución, encararon mal el procedimiento, y ahora nos quieren responsabilizar cuando nos hicimos cargo, con gusto, de gestiones que exceden nuestra responsabilidad institucional.”

Igual que en el Pikelado como ya se sortearon estos terrenos, “según me informaron en PRO.CRE.AR. la venta la va a hacer la Municipalidad a cada beneficiario, y la documentación del Instituto ya está hace meses en Escribanía y falta solo el levantamiento de ARBA”.

Como conclusión, José González Hueso opinó que “evidentemente hay una intencionalidad política del Intendente, además de la actitud habitual de buscar a quien echarle la culpa en vez de buscar soluciones. Por eso les digo a los adjudicatarios que se queden tranquilos, que no vamos a dejar que la disputa política interfiera ni retrase de ninguna manera las adjudicaciones para que puedan empezar a construir cuanto antes, que es lo único que importa. Y le decimos a Eseverri que es tiempo de hacernos responsables cada uno de lo que nos toca, de solucionar los problemas y no de buscar culpables y adelantar la disputa electoral.”




Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario