Primer round para una paritaria docente que arranca complicada

Los gremios y el gobierno empiezan este lunes a negociar el aumento salarial.


Arranca este lunes una paritaria con pronóstico de conflicto. Funcionarios del gobierno de la Provincia y representantes de gremios docentes comenzarán a analizar en la Comisión Técnica Salarial la estructura de sueldos en el contexto de las paritarias y con el objetivo de alcanzar un acuerdo que permita el inicio de clases el 6 de marzo próximo.


El panorama se presenta complicado. Es sabido que se llega a esta instancia con una fuerte diferencia entre lo que pedirían los maestros y lo que ofrecería el Ejecutivo. Los docentes buscarán "recuperar los puntos perdidos en 2016" y, además, lograr que ningún maestro tenga un sueldo menor a lo que indica la línea de pobreza en nuestro país", según adelantó la presidente de la FEB, Mirta Petrocini.


Y, como ya adelantó, no de manera oficial, pero sí por canales que nadie pone en duda, la gobernación bonaerense adelantó que se alineará con la idea de la Nación de redondear una suba de sueldos en torno al 18%. El argumento es que la inflación proyectada para este año en el presupuesto es del 17%.


En cuanto a la postura que hizo trascender tanto el gobierno Nacional como las autoridades de Provincia, en relación a un posible parámetro del 18% de aumento para todo el año, la presidente de la FEB advirtió que "si esa oferta se concreta resultaría inadmisible e inaceptable. En organismos oficiales y estudios privados ya se evalúa una proyección inflacionaria para 2017 por encima del 21%. O sea, ya empezaríamos el año perdiendo parte de nuestro poder adquisitivo", explicó Petrocini.


"Nosotros vamos a reunirnos en la mesa paritaria con la mente muy abierta y vamos a discutir todo lo que haya que discutir porque queremos que el 6 de marzo empiecen las clases", dijo el director general de Cultura y Educación de la provincia, Alejandro Finocchiaro.


"Siempre soy muy optimista, nos vamos a sentar con los gremios, lo que vamos a ofrecer es lo que podemos, no se puede ofrecer lo que no se puede pagar", aseveró, e indicó que "si los representantes sindicales van a actuar como gremialistas es muy posible que cerremos un acuerdo".


Por su parte, el jefe del gremio docente Suteba, Roberto Baradel, anticipó que pedirá 35% de aumento salarial en la reunión paritaria y advirtió que "va a haber conflicto" si el gobierno "quiere imponer 18%".


El secretario general del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba) insistió con que el gremio "reclama no perder el poder adquisitivo del salario" y destacó que "en la paritaria uno busca mejorar la situación, es lo mínimo".


"Pedimos entre 8 y 10% por pérdida de poder adquisitivo del año pasado", expresó el dirigente sobre el reclamo que hoy el gremio realizará en el marco de la reunión prevista con el gobierno de la provincia de Buenos Aires.


Baradel sostuvo que "se busca recuperar el poder adquisitivo del año pasado, más una proyección cautelosa para este año, de 25%". "Vamos a plantear el 35%, entre pérdida del poder adquisitivo y proyección de inflación para este año", adelantó en diálogo con la prensa.


Además, advirtió que "si el gobierno va con una postura inamovible de imponer 18% en cuatro cuotas, es una imposición, no una negociación paritaria".


"Nos deja a nosotros en una sola opción, que no es una paritaria, es una imposición. Queremos que actúe con razonabilidad y que entablemos una negociación seria", reclamó.


Baradel dijo que el inicio de las clases en la provincia "depende de la negociación, de que haya una negociación". "Lo tienen que resolver los docentes, pero va a haber conflicto, sin dudas, porque es bajar salarios y que no haya paritaria es desconocer una ley", manifestó.


Baradel, por otra parte, destacó que "el problema más grave es que no están convocando es a la paritaria nacional, lo que deja a los docentes del país sin piso de referencia y librados a sus suerte en las provincias".


"La paritaria nacional es para fijar un piso general y, a las provincias que no pueden pagar, el gobierno debe asistirlas", explicó.


La gobernadora bonaerense, por su parte, dijo el viernes en Mar del Plata que la provincia "va a hacer la mejor oferta posible y vamos a escuchar también, porque esto es un diálogo y de eso se trata".


"Pero la verdad hay que decir que la mayor parte de los trabajadores estatales no docentes de Buenos Aires, aceptaron el acuerdo del 18% porque no es un tope, sino un piso", expresó.




Fuente: El Día de La Plata.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

banner loma
empresas

Las más Leídas en Infoeme