Primer estudio nacional a torres de alta tensión fue en Olavarría

El estudio fue realizado por el INTI en torres de alta tensión de 40 metros de altura ubicadas en Sierras bayas. El ensayo fue solicitado por la empresa Torres Americanas que ganó un pliego de la Secretaría de Energía para la instalación de las mismas. Estas evaluaciones antes se llevaban a cabo en Brasil, y es la primera que se hizo en el país con estas características.

---------------------

El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) llevó a cabo en la localidad de Sierras Bayas el primer estudio nacional en torres de alta tensión de 40 metros de altura.

El informe publicado este lunes en el boletín oficial del organismo estatal preció que el ensayo que “se realizó en Olavarría (Sierras Bayas), provincia de Buenos Aires, fue solicitado por la empresa Torres Americanas S.A., quien ganó un pliego de la Secretaría de Energía para la instalación de estas torres bajo la condición de que el INTI efectúe los estudios de seguridad”.

Desde el INTI se destacó que “estos análisis antes se llevaban a cabo en Brasil, y es el primero que se hizo en el país con estas características”.

El ingeniero Oscar Arroyo, perteneciente al centro INTI-Construcciones, lideró el equipo de trabajo y aclaró: “Si bien se hicieron dos ensayos previos, este es el primero de esta altura, con una torre de 40 metros. Habíamos hecho uno hace unos siete años y otro hace tres, pero eran de una altura de unos 20 metros”. La ingeniera del INTI Claudia Ferragut también estuvo presente en los ensayos y aseguró que es una red de 70 kilómetros de longitud y que “es el primer ensayo de una serie que se va a realizar en el futuro”.

En una primera instancia, estas torres se diseñan y se calculan las tensiones estimadas. La tarea que realizó el INTI, el ensayo de carga, consiste en simular distintos estados de carga que sufrirá esa torre. Flavio Chávez, miembro de la Unidad Técnica Estructuras de INTI-Construcciones, precisó: “Se trata de tres hipótesis de ensayo: rotura fase lateral, viento máximo transversal y viento Máximo oblicuo a 60°”.

En este sentido, Arroyo agregó que el ensayo se realizó sobre una torre que cuenta con 30 cables, que son los que transmitirán el esfuerzo a la estructura. “Lo que hacemos es, para cada uno de estos cables, interponer una celda de carga, que es el dispositivo con el que trabajamos para medir las fuerzas. Tanto las cargas como los desplazamientos esperados para esas cargas están previstas en el cálculo, con lo que una vez que logramos las cargas durante el ensayo y vemos la deformación que generó en la torre, la información es prácticamente inmediata. En el mismo momento ya se obtiene un resultado”, resaltó.




Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario