Presentaron un plan de seguridad para prevenir violencia en hospitales

El Plan de Seguridad en Hospitales de la Provincia, que busca proteger a los integrantes de los equipos de salud hospitalarios como a los pacientes, fue presentado hoy por el ministro de Seguridad bonaerense, Cristián Ritondo y su par de Salud, Zulma Ortiz, ante directores y jefes de guardia de 31 establecimientos públicos bonaerenses.

Lanzado por decisión de la Gobernadora María Eugenia Vidal ante la reiteración de hechos de violencia en hospitales y centros de salud, el plan piloto se desarrollará en tres fases y dispone la creación, por primera vez, de la figura del "coordinador de seguridad hospitalaria", dependiente de la Superintendencia de Planeamiento y Operaciones Policial de la cartera de Seguridad.

Además, establece el incremento de la presencia policial en las guardias, la puesta en valor de las cámaras de seguridad, botones antipáticos fijos –que recibirán y tramitarán su accionar al 911–, y agentes policiales idóneos en el Centro de Monitoreo.

"Desde el inicio de nuestra gestión pusimos al tanto de la situación a la Gobernadora, y ella nos ha encomendado la responsabilidad de ir en línea con la tolerancia cero a la violencia, y hacer todo lo que esté al alcance para que estos hechos no se repitan", dijo Ortiz.

"Hoy podemos considerar a la violencia en los hospitales como una epidemia, y claramente la complejidad y virulencia que está adquiriendo en los últimos tiempos requiere de un esfuerzo que excede a la cartera sanitaria"
, indicó la funcionaria.

"Este plan es una señal política de que nos queremos hacer cargo de la seguridad para que los médicos y los trabajadores de la salud puedan trabajar más tranquilos", dijo Ritondo, quien confió en "que día a día la situación mejore".

El ministro señaló que aspira a "que cada hospital tenga un diagrama propio de seguridad con sus características específicas de acuerdo a su realidad, contexto social y económico".

La ministra de Salud, Zulma Ortiz, destacó la rápida colaboración de su par en Seguridad, Cristián Ritondo, en el diseño del plan. "Estamos dando continuidad a lo que se había iniciado en 2012, pero generando una nueva instancia de cooperación con la cartera de Seguridad, que es lo primero que necesitamos hacer para avanzar en hospitales libres de violencia, recuperando el enfoque de derechos, de equidad, de justicia y de humanización dentro de los hospitales"

Ortiz anticipó que la cartera a su cargo se sumará a la de Educación en la redacción de un proyecto de ley "para garantizar un entorno de trabajo libre de violencia y para que puedan duplicarse las penas para aquellas personas que se violentan contra el personal de los hospitales o contra las personas se asisten en ellos".

La presentación tuvo lugar en el hospital "El Dique" de Ensenada y contó con la participación del jefe de la Policía Bonaerense, Pablo Bressi, la subsecretaria de Atención de la Salud de las Personas, Evelina Chapman, y funcionarios de línea de la cartera sanitaria.

DIAGNÓSTICO DE SITUACIÓN

Las medidas anunciadas hoy serán puestas en marcha dado que anteriores iniciativas tendientes a mejorar la seguridad en hospitales resultaron "desintegradas e inconclusas", según refirieron los ministros Ortiz y Ritondo.

Tras un profundo diagnóstico de situación, las actuales autoridades de Seguridad y Salud se encontraron con botones de pánico desactivados y sin responsables; cámaras que sólo filman y no guardan las imágenes; falta de presencia policial y de personal idóneo en el Centro de Monitoreo; carencia de un sistema de control de ingreso con armas y personal de seguridad privada reemplazados por la figura de cuidadores hospitalarios, sin que contaran con capacitación en materia de prevención y riesgo.

Técnicos de ambas carteras provinciales determinaron que las amenazas habituales en los centros de salud públicos tienen su origen en las luchas entre bandas; conflictos domésticos; agresiones a pacientes y personal del hospital; violencia de género; conflictos por la custodia de menores, así como también se registran robos y hurtos a personas, de equipamiento y medicamentos.

A modo de prueba piloto, la iniciativa comenzará a desarrollarse en los hospitales provinciales: San Martín y Ludovica de La Plata; Larrain de Berisso; San Roque de Gonnet; Alejandro Korn de Melchor Romero; Simplemente Evita de González Catán; Carrillo y Bocalandro de Tres de Febrero; Alende de Mar del Plata; Evita y Narciso López de Lanús; Gandulfo de Lomas de Zamora; Evita Pueblo de Berazategui; Mercante de José C. Paz y Belgrano de San Martín.

También están incluidos el hospital Eurnekian de Ezeiza; Fiorito y Presidente Perón de Avellaneda; Iriarte de Quilmes; Blas Dubarry de Mercedes; Erill de Escobar; la Maternidad Carlotto y Mariano y Luciano de la Vega de Moreno; Cordero de San Fernando; Paroissien de La Matanza; Cecilia Grierson de Guernica; Magdalena V. de Martínez de Tigre; Mi Pueblo de Florencio Varela; Piñeyro de Junín; y Meléndez y Oñativia de Almirante Brown.

Días atrás, la ministra de Salud Zulma Ortiz suscribió junto a representantes de entidades gremiales del ámbito sanitario un acta compromiso para intensificar las medidas tendientes a evitar hechos de violencia en hospitales y otros efectores de salud, documento que fue consensuado en la "Mesa Intersectorial por Hospitales Libres de Violencia".


Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario