¿Por qué no pagar el total de la tarjeta es la peor manera de ahorrar?

Tras el cambio en el gobierno y las medidas económicas, ante la incertidumbre, la certeza es elucubrar maneras de ahorrar. No pagar el total de la tarjeta, no es la mejor opción. Autofinanciarse puede ser la peor trampa en la que puede caer alguien que pretende ahorrar.

La autofinanciación podría representar una trampa a futuro para los usuarios de tarjetas de crédito en caso de optar por no abonar el resumen total, ya que el incremento de las tasas de interés provocaron un disparó en los montos a abonar en los pagos parciales de las tarjetas de crédito.


Mientras que en 2015 la tasa se ubicaba en 40%, actualmente ascendió al 60% (siempre y cuando se pague el total del plástico).


El incremento reciente de las tasas de interés, se disparó a niveles superiores al 100%. “Si el año pasado las tasas nominales anuales se ubicaban en el 40%, ahora el piso es del 60%, un porcentaje que va en aumento en la medida que persista la expectativa de inflación. No hay que olvidar que se espera un índice de precios en 6% para abril”, detalló Daniel Vardé, socio de Deloitte Líder de FAS (Financial Advisory Services).


La amenaza de entrar en la espiral de sobreendeudamiento.


El especialista advirtió que “ese 60% termina siendo más de un 80% y hasta 100% cuando la tasa es efectiva y se le agrega el IVA, seguro de vida y gastos administrativos.


Un reciente informe de Deloitte remarcó que los costos pueden ser de 7% a 8% mensual. La consultora explicó que si bien la mayor parte de las entidades bancarias cobran una tasa del 55% anual, ese número termina derivando en una tasa de entre 70% y 80%.


“El medio más popular de respaldo crediticio de las familias argentinas se tornó así, en los últimos meses, en el más oneroso para las finanzas personales”, destacó el estudio.


Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario