Policías todo terreno, para el delito

La causa es un escándalo, pero pasó casi inadvertida. Tres policías federales conformaban una banda

---------------
Mauro Szeta, especial para Infoeme

Un comisario, y dos suboficiales, claramente del otro lado del mostrador, y como si fuera poco, con contactos con el cártel mexicano de la droga de "Chapo" Guzmán.

De esta causa, que tiene a los tres policías presos, nació otra megainvestigación que terminó con el secuestro de dos toneladas de cocaína en México. La droga había salido de Buenos Aires, disimuladas en transformadores.

Los policías quedaron grabados en escuchas telefónicas. Por un lado, se los acusa de mejicanear droga a distintas organizaciones narcocriminales locales. Después "vendían" protección a cárteles de la droga de México.

Por otro lado, como si fuera poco, liberaban zona para que se consumaran entraderas. Uno de esos asaltos, terminó con una víctima baleada.

En una de las escuchas, el comisario, de apellido Mora, y de la División Asunto Jurídico, le dice a otro de los policías que lo ayuda, porque tiene cargada su camioneta con 200 kilos de marihuana, que robaron a una banda de narcos. La frase es elocuente: "Hay que bajarla ya, que la camioneta, parece Jamaica".

Pero hay más, en otra escucha, se menciona un embarque de droga a España y otro a Chile.

El colmo de la perversión de la banda es que el comisario Mora está sospechado de haber entregado a un jefe suyo para que lo asalten y le desvalijen la casa. El colmo es que el asaltado, lo primero que hace, ni bien detecta el robo, es llamar a Mora para que lo ayude. Queda claro: del verdugo nadie desconfiaba.

Fuente:

Deja tu comentario